.
EDITORIAL La reducción de la pobreza debe tener objetivos
miércoles, 8 de junio de 2022

Hernández y Petro han sido precisos en cómo manejarán impuestos, pensiones y burocracia, pero pocas son las líneas dedicadas a la reducción de la pobreza, el verdadero flagelo

Editorial

A la administración del presidente, Iván Duque, se le atravesó la pandemia que acentuó la situación de pobreza de 21 millones de colombianos, de los cuales siete sobreviven en la condición más extrema. El planteamiento socioeconómico es un auténtico círculo vicioso en donde todo es causa de la cuantiosa corrupción y las malas políticas de subsidios gubernamentales, que no han disminuido el problema, ya que esa pobreza campante genera corrupción crónica más adicción a los subsidios.

Romper esa cadencia es un imperativo al que hay que ponerle cifras y fechas precisas y que debería ser una política de Estado que trascienda presidentes de turno, objetivo que no se ve con precisión en los planes de gobierno de los candidatos en segunda vuelta, Rodolfo Hernández y Gustavo Petro. El actual Gobierno ha hecho la tarea en lo que le ha sido posible, aún sin el oficio comprometido de los mandatarios regionales, quienes tienen una enorme responsabilidad en reducir el número de personas pobres en sus municipios y ciudades.

La pobreza se mide en dos dimensiones complementarias: la monetaria, que esculca los ingresos diarios, mensuales o anuales de las personas, medición más usada en el mundo al comparar los países, y la multidimensional, que es la socialmente más aceptable y que tiene que ver con las condiciones educativas del hogar, condiciones de la niñez y juventud, salud, trabajo, acceso a servicios públicos domiciliarios y condiciones de la vivienda, factores que en Colombia son débiles en familias de ingreso medio.

El año pasado, la incidencia de la Pobreza Multidimensional en todo el país fue de 16%, en las zonas rurales, de 31,1%, y en las cabeceras, de 11,5%. Durante el año duro de la pandemia, 2020, fue de 18,1%, el monto más alto de la historia reciente, pues en la atención de cómo viven los colombianos se había avanzado y se sigue en un camino ascendente, pero falta camino por recorrer en un frente que realmente les cambia la vida a las personas.

Hoy, 42,5% de los colombianos se encuentran en situación de pobreza, de los cuales 15,1% están en pobreza extrema. Pese a esta situación de drama, el discurso focalizado de los candidatos sobre el tema es disperso y recae sobre ideas generales. Erradicar la pobreza es un camino muy largo que compromete varios gobiernos, una o dos décadas, pero cada mandatario de turno debe ir poniendo su grano de arena. Muchas de las causas de la pobreza tienen que ver con la calidad del empleo y la educación. Una familia con un trabajo formal garantiza que los más jóvenes de su núcleo se eduquen, tengan alimentos y algo de entretenimiento; es romperle el espinazo al círculo vicioso de carencia y apostarles a los más jóvenes.

Tanto Hernández como Petro deben presentar en estos días que aún le faltan a la campaña su propuesta afinada para reducir el número de pobres, más que son subsidios con esquemas multidimensionales más fiables. Es un comentario bíblico, hay que enseñar a pescar más que regalar pescado. La pobreza no se resuelve regalándole dinero a la gente, tratando de atacar solo la pobreza monetaria, es garantizar las condiciones que disminuyen las precariedades generándoles un ambiente laboral, de educación y evolución a los más jóvenes.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 07/07/2022 Inflación de dos dígitos a la vuelta de la esquina

Nueve capitales experimentan una variación de precios que supera 10%, la más alta en dos décadas, mal dato para las familias pobres y peor aún para la próxima discusión salarial

Editorial 06/07/2022 Los nubarrones no solo vienen con dólares caros

Con un dólar tocando las puertas de los $4.300 no solo deben estar felices los petroleros, cafeteros, floricultores y bananeros, sino más preocupados los codirectores del Emisor

Editorial 05/07/2022 El gran objetivo es un buen plan de desarrollo

La hoja de ruta del progreso cuatrienal en Colombia la dicta el plan de desarrollo, a lo largo de la historia se han elaborado 15, unos muy flojos otros realmente de avanzada

MÁS EDITORIAL