.
EDITORIAL

La primera presidenta de México

sábado, 1 de junio de 2024

Ya México se dio cuenta de que el camino es la productividad y el crecimiento

Foto: Gráfico LR

Claudia Sheinbaum, la heredera de Andrés Manuel López Obrador, favorita a ganar las elecciones en México, recibe más futuro que pasado, en un país decidido a ser productivo

Editorial

Este domingo 2 de junio se romperá la historia mexicana. Por primera vez, una mujer se convertirá en presidenta de la república: Xóchitl Gálvez o la favorita de las encuestas, Claudia Sheinbaum.

No es un suceso menor en un país marcado por una cultura machista y en la que ha calado el discurso socialista de Andrés Manuel López Obrador, un presidente de izquierda en el poder desde el 1 de diciembre de 2018 y quien ha promovido la llamada Cuarta Transformación, que a su parecer encadena, la Independencia, la Gran Reforma y la Revolución de 1910.

México es la segunda economía más grande de América Latina, con un crecimiento sostenido de 3,4% interanual durante cinco trimestres consecutivos en años pasados, muy a pesar de que presenta una repentina desaceleración a 2,5% en los últimos tres meses de 2023.

En el primer trimestre de este 2024 se expandió solo 1,9%, muy por debajo de las proyecciones, pero alto para las grandes economías. Y es que López Obrador ha logrado mantenerse popular a pesar del desgaste de gobernar durante cinco años. Revestido por un discurso socialista, nacionalista y populista, pero sin perder de vista que está enfocado en la productividad nacional y en mantener abonado su territorio fértil para las factorías estadounidenses, chinas, europeas y hasta suramericanas.

Pues ser el patio trasero del motor de la economía mundial empieza a dar frutos; no en vano, México es el primer socio comercial de Estados Unidos y una de las aún economías emergentes de mayor crecimiento.

Es un socialismo más parecido al de Lula de Brasil que al de Maduro de Venezuela, y para nada comparable con el de Petro en Colombia, que sigue dando bandazos dos años después de haberse elegido. México está enrutado en el camino a ser un país desarrollado que disminuya sus precariedades y diferencias abismales con los otros dos países de Norteamérica.

Aún la corrupción, la delincuencia y la pobreza campean en medio de unas enormes diferencias regionales muy marcadas. Si Sheinbaum gana, deberá enfrentar una evidente desaceleración económica en su país y en Estados Unidos; López Obrador impulsó el consumo para aupar el crecimiento, al tiempo que aumentó los salarios, lo que ha mantenido una inflación alta que le impide al banco central bajar las tasas de interés.

En eso México es muy parecido a Colombia: inflación alta, tasas altas, revaluación alta, tres factores que imposibilitan mayores crecimientos. Dice Bloomberg que el peso mexicano “en lo que va del año, ha logrado las mayores ganancias frente al dólar estadounidense de las 31 monedas principales (...) La fortaleza de la moneda ha elevado los costos para las empresas que se trasladaron a México, hizo que las exportaciones mexicanas fueran menos competitivas, debilitó el poder adquisitivo de las remesas del exterior e incluso ayudó a detener el auge turístico del país después de la pandemia”.

JPMorgan Chase prevé un crecimiento de 1,5% en 2025, más lento que su pronóstico de 2,1% para este año. Lo cierto es que, si Estados Unidos va bien, México hace lo propio, no se pueden ver distinto, pues las últimas décadas han demostrado que son economías gemelas, al menos en lo complementarias.

Ya México se dio cuenta de que el camino es la productividad y el crecimiento, muy a pesar de si hay o no socialismo.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 15/06/2024 Paños de agua tibia contra un gran problema

El Ministerio de Hacienda presentó el marco Fiscal de Mediano plazo, cuentas que no son alegres, pero que tampoco aportan una luz al final del túnel de crecimiento mediocre

Editorial 14/06/2024 Renace el miedo a la devaluación precipitada

El peso es la moneda más devaluada en junio con 6,77%, una situación que no se veía desde diciembre del año paso, lo que dispara las alertas por los efectos en la inflación

Editorial 13/06/2024 El problema de que los precios no bajen más

Así la inflación de mayo sea menor a la del mismo mes del año anterior, no es un buen dato que entre el cuarto y el quinto mes corridos la baja de los precios se haya estancado