.
EDITORIAL La paz es un motivo superior
lunes, 1 de abril de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Los expresidentes no se están dando cuenta que las ganas de figurar no le hacen bien al camino de la paz y la seguridad

Los expresidentes no se están dando cuenta que las ganas de figurar no le hacen bien al camino de la paz y la seguridad
 
La actitud de los expresidentes, Andrés Pastrana y Álvaro Uribe desdice de tan alta dignidad y les resta la credibilidad en sus puntos de vista, que si bien son válidos, en la mayoría de los casos son destructivos para la ilusión de la mayoría de los colombianos que quieren un país en paz para sus hijos y nietos. ¿Cómo puede haber un colombiano que se oponga a un acuerdo de paz con los grupos guerrilleros? Pero peor aún: cómo pueden dos expresidentes que fueron llevados a la Casa de Nariño para que consiguieran pacificar al país -por dos caminos diferentes- oponerse a tan noble tarea. Olvida el ex presidente Pastrana que fueron sus acercamientos con ‘Tirofijo’ antes de las elecciones los que lo convirtieron en mandatario y que gracias a su rotundo fracaso en el Caguán se catapultó el fenómeno político de Uribe que lo mantuvo durante dos periodos en la presidencia con una línea dura contra los narcotraficantes y guerrilleros.
 
Ambos fracasaron en su intento de pacificar al país. Ambos lograron cosas importantes en el camino de la debilitación de los actores armados, y ambos ahora deben trabajar con la actual administración en su empeño de lograr un acuerdo con los grupos guerrilleros para ponerle fin a un conflicto de más de medio siglo. Nadie les pide a Pastrana y Uribe que no opinen diferente al Gobierno Nacional; lo que se les reclama es que razonen en que la paz es un bien superior para todos los colombianos no para sus vanidades y añoranzas personales. Ambos son una historia viviente que pueden aportarle mucho a la resolución de los problemas como la paz, el modelo económico o la recuperación del mar con Nicaragua. 
 
Por desgracia para el país político nada de eso está ocurriendo. Los expresidentes han emprendido una cruzada nefasta contra nobles proyectos de la actual administración con graves perjuicios para la estabilidad social. Nada les gusta a los expresidentes Pastrana y Uribe: ni las 100.000 casas gratis para los colombianos más necesitados, tampoco los acuerdos de paz o que la economía sea reconocida por las agencias calificadoras de riesgo como un país digno para invertir. La oposición política es necesaria y más si viene de partidos diferentes a los que están en el Gobierno, pero mejor si es con altura, con ideas, sin retrovisor y mucho menos con mensajeros que disparan palabras sin responsabilidad.
 
Las posición es clara: todos los colombianos debemos trabajar para llegar a un acuerdo de paz con los grupos guerrilleros, de tal manera que desaparezcan marcas nefastas de nuestra historia como son ‘farc’ y ‘eln’. Una vez se logre dicho acuerdo se empezará a reconstruir con mayor inversión social, con más seguridad, factores que permitan desplazar más de un 5% del PIB que se va en guerra, al desarrollo agro industrial, social y de infraestructura.
 

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 18/09/2021 La sepultura del Doing Business es un precedente

Muy grave lo que pasó con la medición de la competitividad, encontrado por expertos, y que le puso final al informe Doing Business del Banco Mundial, una pérdida de credibilidad

Editorial 17/09/2021 La calidad de la educación virtual pasa al tablero

Era un secreto a voces que la calidad de la educación virtual no era la mejor cuando hay mal internet, señal celular deficiente y pésimo seguimiento de los profesores a los alumnos

Editorial 16/09/2021 Un presupuesto histórico de más de $350 billones

A una tasa de cambio de $3.800, los $350 billones del presupuesto nacional para 2022 igualan el capital de los hombres más ricos del mundo, unos US$92.000 millones ¿Cómo hacerlo rendir?

MÁS EDITORIAL