.
EDITORIAL

La enseñanza de los padres de hoy y siempre

viernes, 17 de junio de 2016
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

“Antes de que nacieras, tus padres no eran tan aburridos como son ahora. Ellos empezaron a serlo por pagar tus cuentas”, Bill Gates

 

Por encima de la idea radical de que las celebraciones especiales, como la del “Día del Padre”, son producto de la sociedad de consumo que “inventa” el comercio para aumentar sus ventas, hay momentos en la vida que permiten la riqueza del espíritu y dar rienda suelta a los sentimientos. Eso ayuda a hacer más llevadera la realidad a la que se debe enfrentar, al estrés que produce la competencia por alcanzar los objetivos tanto individuales como colectivos. 

Por fortuna, los tiempos han cambiado. La idea de abnegación como condición de vida familiar ha quedado atrás y no se aplica ni a los padres, ni a los hijos. Los padres ya no imponen a rajatabla la disciplina y a cambio entregan su esfuerzo extremo para que sus hijos progresen. La relación es de diálogo y la controversia ha ganado espacio, siempre y cuando mantenga respeto y buenas maneras.

Los padres de ahora quieren que sus hijos alcancen lo que ellos no lograron y por ello hacen un esfuerzo extra en el campo económico, lo que muchas veces es interpretado por los jóvenes como algo natural y obligatorio que solo responde a su inteligencia superior que les da la tecnología y el mundo digital, a los cuales sus padres no tuvieron acceso y ya les queda difícil adaptarse.  Ni más faltaba. Los padres quieren lo mejor para sus hijos por amor, palabra que no se incluye mucho en las consideraciones juveniles. 

Bill Gates, no solo uno de los hombres más ricos del mundo, sino con toda la autoridad para pregonarlo, fue invitado a una charla de graduandos en una universidad y uno de sus consejos en su corta conferencia de cinco minutos fue el siguiente: “Antes de que nacieras, tus padres no eran tan aburridos como son ahora. Ellos empezaron a serlo por pagar tus cuentas, limpiar tu ropa y escucharte hablar acerca de la nueva onda en la que estabas. Así que antes de emprender tu lucha por las selvas vírgenes, contaminadas por la generación de tus padres, inicia el camino limpiando las cosas de tu propia vida, empezando por tu habitación”.

Ciertamente, el asunto no es de recriminación porque como reza el refranero popular que usan las mamás, “en la vida existe la ley de la compensación”, o en forma más amable la respuesta es también del refranero: “De tal palo, tal astilla”. Los hijos terminan siendo padres y el ciclo vuelve a comenzar, pero lo que siempre permanecerá es la huella del camino enseñado. Y también, mañana como ayer y hoy, habrá ambiciones, sueños para que los hijos vuelen lejos y sean el orgullo de su papá que lo presenta en público así: “Él es mi hijo”. No es momento para aguar la celebración, pero tampoco hay que ocultar la triste realidad de muchos niños y por eso el mensaje debe ser claro: ser papá no es solo engendrar un hijo en un momento de amor y pasión. Implica obligaciones y deberes, en particular en las primeras etapas de la vida, en las que el niño requiere cariño y abrigo.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 23/07/2024 El rumbo del socio comercial más importante

Las elecciones presidenciales en Estados Unidos están tomando la última curva antes de la recta final; el favorito, Trump, Está a la espera de la jugada tras la renuncia de Biden

Editorial 22/07/2024 El triste ocaso de un Premio Nobel

Muhammad Yunus ganó el premio nobel en 2006 con el desarrollo de la banca social, hoy enfrenta en su país delitos financieros que lo pueden llevar a la cárcel por el resto de su vida

Editorial 20/07/2024 “Cuando China estornuda, el mundo se resfría”

Por estos días, el Comité central del partido comunista se encuentra revisando reformas que pueden afectar el equilibrio mundial, China redobla su interés por América Latina