.
EDITORIAL

La danza revaluacionista de las monedas

miércoles, 17 de enero de 2018

Contrario a todos los pronósticos el dólar se está depreciando por efecto de los buenos precios del petróleo y el buen estado de la economía de EE.UU.

Editorial

El año que ya ajusta 15 días comenzó con noticias agridulces si miramos el comportamiento de las monedas de los países emergentes latinoamericanos. Agridulce porque siempre la devaluación de la divisa estadounidense golpea los ingresos de los exportadores un renglón neurálgico para la economía de países como México, Chile, Perú y por supuesto Colombia. Pero, dulce porque un dólar barato hace que quienes importan materias primas, realizan viajes de negocios, hacen turismo y consumen bienes y servicios por internet las monedas locales rendirán mucho más. Pocos analistas y comentadores económicos pronosticaron un comienzo del año a un ritmo revaluacionista de las monedas emergentes, la equivocación, o mejor la falta de cálculo tiene que ver más con no medir la duración en el tiempo de los altos precios del barril de petróleo Brent y WTI, así como, de menospreciar el buen estado de la economía estadounidense un año después de que Donald Trump entrara al gobierno.

Ambos fenómenos: petróleo caro y una economía doméstica atractiva para los inversionistas en Estados Unidos ha hecho que el peso chileno se revalúe o gane valor frente al dólar en 5,6%; el peso colombiano haga lo propio en 4,4%; el sol hace lo propio con 2,7%; el real 2,1% y el peso mexicano gane frente a su vecino dólar 1,5% todo esto si se revisan los comportamientos de las monedas entre el 15 de diciembre del año pasado y el 15 de enero del año que comienza. El caso del peso mexicano es más dramático en términos de revaluación si se mira enero únicamente donde ha ganado 4,1% mientras que el peso colombiano solo se ha revaluado 2,3%. La moneda brasileña en lo corrido del año ha ganado 1,1% y el peso chileno 0,6%.

Al desagregar las dos causas de la revaluación temprana en los países emergentes de la región se puede decir que el precio del petróleo (y del cobre en el caso chileno) son fenómenos duraderos que pueden mantenerse durante todo 2018. Mientras que la administración, muy económica por cierto de Donald Trump, puede terminar su luna de miel y los capitales golondrina que se han ido a Estados Unidos pueden buscar otros destinos. ¿Qué deben hacer los empresarios? Hay que aprovechar este comienzo del año de dólar barato para realizar importaciones pendientes y prepagar deudas contraídas en la banca externa. Desde el punto de vista de los consumidores es el momento adecuado para cancelar deudas en dólares de sus tarjetas, es decir esas pequeñas compras por internet, y también es viable comprar divisas estadounidenses destinado este ahorro para vacaciones futuras.

Las autoridades económicas, Ministerio de Hacienda, de Industria y el Banco de la República tienen el imperativo de mirar las implicaciones de esta coyuntura revaluacionista y sus consecuencias en el precio de algunos productos sensibles para la canasta familiar. Una observación que a vuelo de pájaro parecería que beneficiaría en el mediano plazo un buen comportamiento del Índice de Precios al Consumidor. En conclusión, un dólar barato siempre le hace bien a una economía en plena recuperación y en dónde el papel del consumidor se ha convertido en un motor de la reactivación. Los sectores que más deben aprovecharse del dólar por debajo de los $2.900 son los comerciantes y en general el sector servicios frentes que serán importantes durante el primer trimestre.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 17/04/2024 Con el peor dato de inflación y crecimiento

La economía colombiana no va bien y, peor aún, se percibe la inseguridad que reina en todos los rincones del país, el crecimiento del PIB para 2024 será de 1,1% y la inflación de 6,4%

Editorial 16/04/2024 El problema del agua es más de oferta y previsión

Colombia puede estar a semanas de cerrar un círculo trágico en donde se junten varias crisis sistémicas: agua, electricidad, salud y mala movilidad (a la que nos acostumbramos)

Editorial 15/04/2024 Las bonanzas silenciosas e invisibles

Oro, café, petróleo y cacao, son algunas de las materias primas que experimentan inusuales repuntes en sus precios, auténticas bonanzas que hay que aprovechar para las vacas flacas