.
EDITORIAL

Hay que ponerle más cuidado a la manipulación

viernes, 27 de septiembre de 2019

Colombia es uno de 70 países en los hay evidencia de manipulación organizada en redes sociales motvada por intereses políticos, conclusión de un estudio de la universidad de Oxford

Editorial

“El orden global de la desinformación, inventario global 2019 de manipulación organizada de medios sociales”, es un informe realizado por investigadores de la Universidad de Oxford desde hace varios años que analiza el impacto de las redes sociales en la formación de la opinión pública. Bajo el rótulo original de “The Global Disinformation Order 2019 Global Inventory of Organised Social Media Manipulation” ha encontrado que Colombia es uno de 70 países en los cuales hay evidencia de manipulación organizada en redes sociales. Concluye el estudio que “encontramos evidencia de manipulación organizada en las campañas de redes sociales en 70 países, frente a 48 países en 2018 y 28 países en 2017. Parte de este crecimiento proviene de nuevos participantes que están experimentando con las herramientas y técnicas de propaganda computacional durante las elecciones o como una nueva herramienta de control de la información”.

Realidad que se experimenta a diario en las redes sociales y sobre la cual poco o nada hacen las autoridades indicadas, en este caso el Consejo Nacional Electoral o la Superintendencia de Industria y Comercio, esta última en su dimensión de protección al consumidor. No se trata de atentar contra la libertad de prensa o callar la libre opinión de las personas, argumentos rutinarios que esgrimen quienes se identifican como manipuladores de mensajes; lo que se busca es una gran campaña de sensibilización sobre la calidad de los contenidos que se consumen en los medios de comunicación tradicionales, y por supuesto, a través de FaceBook, Tweeter, Instagram y el más masivo en Colombia Whatsapp. Todas las redes sociales han mordido una buena tajada del mercado publicitario y en muchos segmentos dominan los contenidos que trasmiten, sin identificar cuáles obedecen a pagos publicitarios y los que son información veraz y más cercana a la realidad. China es el país que más desinforma, se califica como el mayor ‘actor estatal sofisticado’ de esta mala práctica, al usar propaganda computacional para operaciones de influencia en el extranjero. También se incluye en el informe a Venezuela y si bien el informe no detalla los países objetivo de la influencia en redes sociales de Venezuela, claramente es Colombia el objetivo.

En Colombia hay unos 32 millones de usuarios de Facebook, red que sigue siendo la red la preferida para la manipulación. El informe dice que nuestro país hace parte de una minoría -junto a otros 11- en donde WhatsApp es la plataforma más usada para manipular. De acuerdo con los investigadores de la Universidad, las operaciones de influencia son organizadas por políticos, partidos, contratistas, pero no tanto las dependencias del Gobierno Nacional, tal como sucede en otros países. El 87% de los manipuladores usan redes sociales o cuentas personales; otro 80% lo hace con bots; 11% son cuentas cyborg y 7%, proviene de cuentas hackeadas. En lo que tiene que ver con el mensaje propagado en redes sociales, Oxford dice que 71% de las tropas cibernéticas propaga mensajes progubernamentales o propartidos políticos; 89%, mensajes que atacan a la oposición política, y 34%, mensajes polarizadores que buscan dividir la sociedad. Entretanto, ad portas de unas cruciales elecciones locales y regionales, ninguna autoridad está preparada para enfrentar esta situación, menos aún un Consejo Nacional Electoral politizado sin capacidad técnica.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 12/06/2024 Para salir de la crisis hay que pedir ayuda

El Gobierno debe convocar a todos los sectores económicos y sociales para salir de la crisis fiscal en que se encuentra, es tiempo de rectificar el discurso de confrontación

Editorial 11/06/2024 El balón está en terreno del ministro Bonilla

La Dian falló en sus cálculos de recaudo, error que tiene comprometido el presupuesto y la cantidad de dinero para hacer obras, ahora el Ministro de Hacienda deberá hacer maromas