.
EDITORIAL Hay que cuñar el desempleo de un dígito
martes, 2 de julio de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Colombia es el país de la región con la tasa de desempleo más alta, pero las cifras de mayo hacen pensar que todo cambió.

Hace un par de semanas, un informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) y de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), mostraba que la tasa de desempleo regional podría ubicarse como la más baja de las últimas décadas, una cifra que muestra total contraste con la situación laboral en Europa. Y a renglón seguido planteaba que  de cumplirse la proyección de crecimiento económico de 3,5%, los indicadores laborales continuarían mejorando de manera gradual con nuevos incrementos en los salarios reales.
 
Era un diagnóstico optimista que se corroboró el viernes pasado cuando el Dane dio a conocer la cifra de desempleo en Colombia a mayo, que se ubicó en 9,9% durante el trimestre marzo-mayo de 2013. Un poco más de 1,3 puntos porcentuales inferior a la registrada durante el mismo periodo de 2012, cuando la desocupación nacional se situó en el 10,7%. La tasa de desempleo entre junio de 2012 y mayo de 2013 fue de 10,2%, lo que representa una caída de 0,3 puntos porcentuales con respecto a la medición de junio de 2011 y mayo de 2012. El número de personas desempleadas en mayo fue 2’214.000, un leve descenso en comparación a los 2’337.000 registrados en abril. También hubo una disminución de más de 200.000 personas con respecto a mayo de 2012, cuando el número de desocupados ascendió a 2’496.000.
 
La lucha en contra del desempleo es el asunto más importante que deben librar las autoridades económicas. Colombia en los últimos años ha liderado el ranking de los países con mayor desempleo en la región. Las cifras promediadas entre 2010 y 2012 ascienden a 12%, mientras que en casi todos los países de la región fue de un dígito en promedio. Incluso el desempleo colombiano le gana con creces al venezolano (8%) y al argentino (7,5%), las dos economías que peor andan en el vecindario.
 
Si comparamos nuestro caso en materia de desempleo con el de Europa, pareceríamos alumnos aventajados, pues allí las tasas superan el 15% en promedio y frente a España que registra la cifra más escandalosa del 28%, seríamos un caso de estudio en materia de empleo. Pero la situación debe mirarse en el entorno de economías similares a la nuestra y aquí en el vecindario somos los que no hemos hecho bien la tarea. Una de las razones de destrucción del empleo en Colombia tiene que ver con el proceso de desindustrialización que se viene presentando de manera acentuada desde hace más de una década y la carencia de políticas industriales que no solo mantengan el empleo existente sino que absorban el número de jóvenes que están saliendo a conseguir un empleo formal. En términos generales en empleo no debemos cantar victoria.
 

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 23/07/2021 La variante Delta asusta, pero todo es distinto

La recuperación económica en los países desarrollados se ha ralentizado por el miedo a la variante delta, que no se puede despreciar, pero ahora hay preparación ante el covid

Editorial 22/07/2021 La carrera por el “cosmos empresarial”

En pocos días, Richard Brandson y Jeff Bezos revivieron una inédita carrera espacial, pero esta vez no son los gobiernos quienes están en franca competencia, sino las grandes empresas

Editorial 21/07/2021 El articulito que acabaría con más tributarias

La punta de lanza de la reforma tributaria solidaria es la lucha contra la evasión. la cárcel para los evasores tiene muchos detractores, pero sería la solución final

MÁS EDITORIAL