.
EDITORIAL

Hace un año el dólar iba rumbo a los $4.000

martes, 2 de marzo de 2021

A 30 días de terminar el primer trimestre, nada mejor que empezar a leer el comportamiento de la economía desde el indicador clave de las exportaciones: el dólar, que está en su punto

Editorial

La libra de café en el mercado internacional está en uno de sus mejores precios de la historia reciente al bordear US$1,90, al tiempo que el precio promedio del barril de petróleo poco a poco se acerca a los US$70; dos noticias muy buenas para la economía colombiana y que argumentan las expectativas positivas de que este año será mejor. El peso colombiano se ha resistido a ser la moneda de mayor devaluación en la tasa de cambio de la canasta de emergentes, superado en las últimas jornadas por México, Sudáfrica y Turquía. En la región se nota la reactivación de la demanda de petróleo, cobre y soya, además de otras materias primas que los grandes consumidores empiezan a reactivar. El tercer mes del año comienza con una fuerte devaluación situando el dólar en un promedio de $3.624 y con fuertes presiones para que toque el techo imaginario de los $3.900, tal como sucedería justamente hace un año cuando la tasa de cambio de la moneda nacional superó los $4.000, en un hecho muy ligado a la declaración de la pandemia y al inicio del aislamiento en todo el mundo y largas cuarentenas; incluso, en abril pasado los futuros del barril de crudo tuvieron cotizaciones negativas. Esta vez la presión no es por la incertidumbre derivada del coronavirus, sino más bien de la demanda de materias primas y de la clara normalización de los viajes internacionales.

Los elementos globales para tener en cuenta de lo que puede pasar con la tasa de cambio al final de este tercer trimestre están ligados -como casi siempre- a los estímulos financieros a la economía doméstica estadounidense. Los rendimientos de los bonos del Tesoro de EE.UU. se empiezan a recuperar luego de las pérdidas en las primeras semanas del año. Los analistas de Reuters estiman que “el mercado de bonos y los activos de mayor riesgo están mostrando señales de estabilización después de las grandes ventas del mes anterior”. Desde otro punto de vista, ya se empieza a especular sobre la “resurrección de la inflación” en algunos mercados emergentes y desarrollados, realidad que puede acarrear una subida súbita de tasas de interés en las zonas rectoras o pilares del largo periodo de dinero barato, como es EE.UU., la Unión Europea y por supuesto Japón, mercados con tipos que promedian 0,25 puntos.

Por lo general, el dólar baja cuando el barril de petróleo está subiendo, pero estamos ante una situación poco frecuente en la que tanto el crudo como la divisa estadounidense cotizan al alza. Esta ruptura con el tradicional “efecto tijera” se da cuando las demandas de materias primas entran en un periodo de frenesí, al tiempo que la búsqueda de dólares se convierta en una tendencia, justificada en esta ocasión por la lenta reapertura de los destinos turísticos más buscados como Estados Unidos, Europa y Asia. Todo indica que la normalidad económica avanza a pasos agigantados desde la óptica internacional; lo que hay que lograr es que el consumo interno empiece a enderezar su comportamiento y pase a terreno positivo por varios meses, eso sí, el Emisor debe mantener el costo del dinero para el sistema financiero levemente por encima de la inflación anualizada, es decir en ese 1,75%, pues si se envía la señal de que todo empieza a encarecerse, los asomos de reactivación van a tardar varios meses más y el anhelado 4,5% de crecimiento del PIB, no aparecerá.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 22/02/2024 El peligroso fantasma del crowding out

Que la economía esté en negro por aporte del sector público y su gasto, mas no por acción productiva del sector privado, significa que la primera víctima es el pago de impuestos

Editorial 21/02/2024 En el acceso a viviendas puede estar la respuesta

En Gran Bretaña se está dando un debate sobre el gran desengaño de la sociedad por no tener acceso a vivienda, un drama que en Colombia pasa en silencio y que puede capitalizarse

Editorial 20/02/2024 Bienvenida la autonomía fiscal de las regiones

Poco a poco se abre una gran caja de Pandora en la forma como está organizado el país político y fiscal, permitir que las regiones puedan avanzar en la autonomía es un salto