.
EDITORIAL

Es tiempo de ahorrar por el golpe de la devaluación

martes, 13 de octubre de 2015
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

El sueño del faraón de las vacas flacas que se comen a las gordas está más vigente que nunca, pero a pesar de todo, los países no han logrado ahorrar

La llamada bonanza de las materias primas o de los commodities en los mercados emergentes claramente se terminó a mediados del año pasado y muy pocos de los países beneficiados durante varios años por los buenos precios ahorraron o aprovecharon las ‘vacas gordas’ para pagar deudas, reorganizarse o proyectar un futuro incierto marcado por las ‘vacas flacas’. Este cliché de ‘vacas gordas y flacas’ es un asunto bíblico que busca ayudarnos a entender la importancia de producir adecuadamente durante algunos años de bonanza y almacenar algo de lo producido para satisfacer las necesidades de la gente.

Según el libro del Génesis, había un faraón en Egipto que tenía un sueño reiterativo: siete vacas flacas devoraban a siete vacas gordas. Se asesoró por un intérprete de sueños, una especie de ministro de economía, finanzas o hacienda, quien le aconsejó ahorrar durante los tiempos buenos para que su pueblo no sufriera en las épocas más duras. Lo único fructífero de la bonanza de los precios altos de las materias primas que hicimos en Colombia, fue diseñar la llamada regla fiscal que obliga al Gobierno Nacional a ser prudente con la plata, que no se gaste más de lo que le ingresa, pero más allá, en lo que tiene que ver con el ahorro o al menos con la inversión en infraestructura, nunca se hizo.

El ‘boom’ mineroenergético y la danza del barril de petróleo por encima de los US$100 que se dio durante algún momento, como consecuencia del fenomenal crecimiento chino, no lo aprovechamos y mucho menos ahorramos. Ahora que ese tiempo bueno nos dejó y ha llegado la devaluación del peso, la resurrección de la inflación y el bajo crecimiento, no quedan más consejos que ajustar el gasto. Los exportadores juiciosos bailan otro son y es muy recomendable que ahorren el producido de sus ventas en el exterior para pagar las deudas y compromisos adquiridos con el dólar barato. No sabemos hasta cuando dure la cabalgata devaluacionista del peso, pero es el momento de aprovechar (al menos los exportadores) para sacarle partido al dólar caro.

Hay un dato aleccionador y es que del listado de empresas que se encuentran el la Ley 1116, que es la norma que les ayuda a reorganizar sus deudas, son varios los casos de compañías exportadoras que han logrado salir adelante en el proceso porque están recibiendo el doble de los dólares que el año pasado. Entre ellas algunas bananeras y floricultoras en las el precio de la moneda estadounidense les ha permitido salir de ese tortuoso proceso de reestructuración. Es tiempo de ahorrar por el golpe que representa la devaluación; no corren los tiempos de antes del dinero barato, por eso, en este último trimestre del año se debe ser muy conservador en los movimientos financieros. El dólar durante la última semana cayó por debajo de los $3.000, pero eso no quiere decir que su alza regrese en las próximas semanas. Hay que actuar con precisión.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 17/07/2024 Los temores sobre las nuevas pensiones

Ahora el nuevo régimen pensional colombiano está en manos del poder jurídico, todos los tribunales seguramente le darán forma a uno de los cambios más radicales del Gobierno

Editorial 16/07/2024 Sin ahorro no se puede hablar de otra tributaria

Yerra el Gobierno cuando comienza a hablar de una nueva reforma tributaria, pero no pone de su parte con ahorro, ejecución, y lo más importante, la eficiencia en el gasto público

Editorial 15/07/2024 Los beneficios tributarios en la reactivación

El Gobierno está metido en un inédito problema de caja y además tiene el imperativo de presentar un plan de reactivación con unos beneficios tributarios ¿quién va a pagar todo?