.
EDITORIAL El salto digital de la pandemia no se puede perder
viernes, 25 de septiembre de 2020

Si algo bueno va dejando la pandemia con sus cuarentenas a bordo es la aceleración de la transformación digital de las empresas, que no se debe ralentizar en los próximos meses

EditorialLR

El teletrabajo, el telestudio, la banca digital y los domicilios eran experiencias que poco a poco se iban metiendo en las sociedades contemporáneas hasta hace seis meses. Cuando la pandemia llegó el pasado marzo, esos “usos culturales” vinculados al mundo digital hicieron metástasis en empresas, colegios, universidades, servicios bancarios y especialmente en la manera como se consume. El miedo a las aglomeraciones, a las concentraciones de personas y sobre todo al contacto se ha convertido en un elemento acelerador de la anhelada transformación tecnológica. En adelante nada volverá a ser igual y cosas como el trabajo desde la casa, el estudio remoto, las transacciones bancarias y los domicilios llegaron no solo para quedarse sino para continuar su transformación. Lo anterior no se trata de una hipótesis que se lanza de analizar el contexto, sino una sentencia consignada en las Perspectivas Económicas de América Latina para 2020, un estudio que realizó la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, Ocde, en compañía de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, Cepal y el Banco de Desarrollo de América Latina, CAF, en el que se evaluaron las oportunidades y retos de la región en materia de transformación digital. Una conclusión prematura, pero certera es que en el avance digital está gran parte de la reactivación.

La oportunidad nace de que la economía regional descenderá más de 9% este año debido al impacto del covid-19, una crisis que será más difícil para las micro y pequeñas empresas que se verán obligadas a cerrar y despedir trabajadores. Dice el informe que cerrarán más de “2,7 millones, en su mayoría microempresas, lo que supondría la pérdida de 8,5 millones de puestos de trabajo”, unas cifras lamentables en una región que necesita generar más empleos formales.

La Ocde, la Cepal y la CAF plantean que una transformación tecnológica podría ayudar a mejorar el crecimiento y la diversificación de la productividad; fomentar la inclusión, el bienestar; fortalecer las instituciones públicas y mejorar la gobernabilidad. “La digitalización es una tendencia que, si bien tiene riesgos, cuenta con oportunidades que en todo caso se deben acompañar con políticas públicas e inversiones complementarias (...) Frente a la brecha que ha causado el virus en la producción de los países, la transformación es una solución por el crecimiento de la productividad”, dice un informe que no solo sobre-diagnostica lo que está sucediendo, sino que brinda luces de solución. El documento señala que implementar herramientas, incursionar en la transformación digital y recibir los beneficios en el crecimiento económico de la región solo será posible con una cooperación entre los gobiernos, el sector privado y la comunidad internacional. Es en este punto en el que hay que tomar nota y actuar, pues las ayudas en un país como Colombia no solo deben darse para pagar la nómina, sino focalizar subsidios dirigidos a la transformación digital de las pequeñas y medianas empresas, que dicho sea de paso, no cuentan con los recursos para acelerar las posibilidades que ofrecen los mercados digitales. El salto digital que ha significado la pandemia, de cara al trabajador/consumidor, debe extenderse al empresario o emprendedor que necesita avanzar de la mano de los gobiernos en la cuarta revolución industrial.

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 25/02/2021 Se esfumaron medio millón de micronegocios

Antes de la pandemia funcionaban casi seis millones de unidades económicas de hasta nueve personas consideradas por el Dane como “micronegocios”, se esfumaron medio millón

Editorial 24/02/2021 Una tributaria responsable es aplazarla

El palo no está para hacer cucharas: el Gobierno tendrá plata de ISA, del Emisor, del petróleo caro y de otras ventas menores, poner impuestos ahora es mover el tablero electoral

Editorial 23/02/2021 Las mujeres empresarias olvidadas

Un mea culpa y una reflexión sobre la ausencia de mujeres entre los empresarios regionales del año se convierten en un llamado a ser incluyente en la información

MÁS EDITORIAL