.
EDITORIAL El necesario Consejo Agropecuario
viernes, 14 de marzo de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

El Gobierno ha hecho 183 compromisos en 22 mesas de concertación por el agro, pero falta materializar políticas públicas.

El pasado 12 de marzo, el Gobierno Nacional se reunió con los gobernadores y las llamadas ‘dignidades’ del sector agropecuario para seguir construyendo una hoja de ruta para el futuro del campo colombiano. Una tarea bien difícil en estos tiempos electorales, en los que es más fácil ‘echarle gasolina al fuego’ para cosechar respaldos políticos que enfilarse para desarrollar al país. El gran interrogante en este momento tiene que ver con el por qué de la inconformidad generalizada en el campo, si se han destinado más de $5 billones al sector agropecuario y se ha extendido el impuesto del 4X1000 para auxilios, subsidios y ayudas. El primer diagnóstico a la ligera tiene que ver con que la administración Santos sigue sin hacer clic con los microempresarios rurales porque no ha encontrado los interlocutores idóneos que tengan un pie en el Ejecutivo y puedan hablar de tu a tu con los líderes gremiales y los trabajadores rurales.

Debemos hacer pedagogía, pues en el campo colombiano también hay una profunda estratificación, lo que dificulta las soluciones, dado que los intereses varían. Hay trabajadores empleados quienes no tienen grandes extensiones de tierra. Hablamos de personas de máximo tres hectáreas y como mínimo una casa propia o alquilada sin terrenos para explotar. Hay otros intermedios que viven de las rentas de sus tierras que explotan con cultivos o ganados; aquí podemos hablar de microempresarios con más de tres hectáreas, casa propia e ingresos estables. Estos no pasan de 15 hectáreas dentro de sus propiedades de las que derivan su sustento como independientes. Y hay un tercer grupo conformado por los que no viven en las zonas rurales del país, se encuentran en las ciudades o poblaciones intermedias, pero obtienen ingresos importantes de las fincas.

Son los llamados ‘finqueros’ que siempre se estarán quejando de los intereses, la inseguridad, la escasa mano de obra y los altos costos de impuestos como el predial de sus terrenos. Por lo general los gremios representan a estos últimos y así se vio en las protestas campesinas del pasado agosto, cuando al exministro Estupiñan tuvo que ir al ‘frente de huelga’ para hablar directamente con los enardecidos campesinos, pues en Bogotá, Medellín o Cali no había interlocución con la base. Por este rápido mapa es urgente activar el Consejo Nacional Agropecuario en donde se articulen todos los intereses del campo colombiano. En donde quepan todos y se puedan brindar soluciones integrales. No todo puede ser más subsidios a la producción, quizá al interior de un Consejo de este tipo se encuentre que es más neurálgico el problema de las carreteras, de los distritos de riego o de vivienda rural.

El campo debe repensarse y pasar de la idea de que todo son subsidios que auspician incompetencias.

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 28/09/2021 Hacer rendir el alto precio del petróleo

La economía colombiana sigue dependiendo de los precios del petróleo y todo parece indicar que el cierre del año estará marcado por un barril por encima del precio presupuestado

Editorial 27/09/2021 Vienen jornadas de alta tensión desde China

Las medidas adoptadas por el partido comunista sobre criptomonedas, más el inminente impago de Evergrande pondrán a prueba la dependencia de las economías emergentes de país asiático

Editorial 25/09/2021 El presupuesto no es ley de leyes donde todo cabe

La corte debe estar atenta porque el ministerio de Hacienda convirtió el presupuesto en una súper ley a la que le cabe de todo como refor-mar pensiones y acabar garantías políticas

MÁS EDITORIAL