.
EDITORIAL

Deuda externa, otro frente que abre el debate

sábado, 10 de febrero de 2024

La deuda externa subió a 56,1% del PIB a noviembre del año pasado, una cifra que no puede seguir subiendo sin que el país económico no dé el debate de las bondades de endeudarse

Editorial

Tener deudas no es malo, el problema llega cuando no hay ingresos para pagarlas o éstas representan mucho de los gastos obligatorios. No es malo que un país financie sus obras de desarrollo e inversiones colocando papeles oficiales en el mercado secundario, lo malo es que el dinero obtenido se destine a pagar salarios y/o crecer la administración central.
La llamada deuda pública en Colombia es la que emiten todos los gobiernos, que en otras partes se llama deuda soberana o deuda nacional. Por lo general, se hace para financiar ese déficit, es decir, se gasta más de lo que se ingresa.
En casi todos los países del mundo, en las dos últimas décadas, la deuda ha experimentado un aumento notable, mientras el PIB no va al mismo ritmo, incluso en países como Colombia las deudas están creciendo más que la producción nacional. Esta semana, el Banco de la República entregó las últimas cifras sobre el comportamiento de la deuda externa con corte a noviembre, son US$193.908 millones lo que equivale a 56,1% del PIB, repuntando luego de dos meses estables en 55,1%.
De este porcentaje, 31,1% corresponde a la deuda pública y el restante, de 24%, le pertenece al sector privado. Por tanto, el dato de la deuda externa repuntó a niveles de agosto, cuando fue de 56,7% del PIB, por debajo del récord de 57%, el más alto durante el año pasado.
Pero si hurgamos más vemos que el pago de la deuda pública -según el Presupuesto General para 2024- pasará de $77 billones del año pasado a $105 billones durante este año. El servicio de la deuda se incrementó 34%, una cifra de la pandemia cuando registró un incremento de 31,5%. En el gobierno anterior, la deuda pasó de 48,4% del PIB en 2019 a 60,7% en 2020, a 60,1% en 2021 y a 57,9% del PIB en 2022.
Nuevamente se evidencia que la pandemia tuvo un costo que sigue dejando una profunda huella en las cuentas nacionales. En países como Colombia, una deuda por encima de 55% del PIB genera riesgos sobre la sostenibilidad de las finanzas públicas; solo en intereses de esa deuda se pagó 4,3% del PIB en 2023 y 4,5% PIB en 2024, una realidad que abre un nuevo frente de debate nacional, máxime cuando el Ministerio de Hacienda está hablando de aumentar el déficit a cifras superiores a 5%.
Está claro que el nuevo imperativo del Gobierno Nacional es manejar no solamente de la deuda, sino también del déficit que ha encendido todas las alarmas. Ahora bien, reza el adagio popular que “mal de muchos, complejo de tontos”, pero la gran deuda recorre el mundo al mismo ritmo que el bajo crecimiento.
Japón, Grecia, Italia, Estados Unidos y España son los países líderes en el ranking de una gran deuda sobre sus respectivos PIB: la deuda de Japón es de 236% sobre el PIB; Grecia 207%; Italia 155%, Estados Unidos 129% y España 123%. Colombia, con casi 57%, pareciese estar muy lejos de esas situaciones, pero para un país emergente como el nuestro, debe estar monitoreándose el comportamiento de la deuda externa, pues no es conveniente que los gobiernos de turno emitan más deuda en los mercados internacionales para financiar robustas administraciones, no para hacer infraestructura o para cambiar deuda cara por otra más barata.
Colombia no puede afianzarse en la lista negra de países que tienen más gastos que ingresos y siempre recurren a la deuda para financiar un déficit. Hay que recortar gastos.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 27/02/2024 S.O.S. por las obras de infraestructura

El Túnel del Toyo y la Ruta caribe II, entre otras obras de infraestructura no se pueden parar porque el Gobierno de turno no ha hecho los números, el país no se puede detener

Editorial 26/02/2024 La economía puede sentir la inseguridad

Colombia no solo percibe, sino que siente la ola de crímenes que estremecen al grueso de los pueblos y ciudades; sino se hace algo estructural, la situación se suma a la recesión

Editorial 24/02/2024 Los dos años de la invasión rusa a Ucrania

El conflicto entre rusos y ucranianos no solo puso a los drones en la escena militar, sino también la extrema prudencia de Europa y los mismos EE.UU. de atizar una fase atómica