.
EDITORIAL Colombia Repunta con seguridad jurídica
martes, 14 de febrero de 2017
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Se le abona al Presidente su preocupación por el estado de la economía para que no entre en barrena, pero lo primero es la seguridad jurídica

 

A 18 meses de terminar la presente administración nacional (unos 500 días), el Presidente y el Ministro de Hacienda acaban de lanzar un tercer intento de reforzar el crecimiento económico basado en obras de infraestructura, entre carreteras y aulas escolares; toda una estrategia keynesiana en tiempos de capitalismo liberal de Hayek, muy similar a las ideas puestas en marcha en las dos versiones de los Planes de Impulso a la Productividad y el Empleo, más conocidos como Pipe. La nueva estrategia se llama ‘Colombia Repunta’ y articula una serie de iniciativas que aportarán 1,3% al crecimiento anual de este año y además quiere generar 765.000 empleos al final de cronograma de obras públicas. Según las cuentas del Ejecutivo, hay un portafolio de obras de infraestructura que requerirán una inversión de alrededor de $9,2 billones, más la construcción de 18.000 aulas escolares que tendrán inversiones por $4 billones. A esto, el Gobierno quiere sumarle otros $4 billones que se inyectarán a programas sociales vinculados con el posconflicto, todo un ambicioso plan económico que busca que la economía colombiana se acelere y no entre en barrena de 2,5% de PIB anual, que no se estanque y sea más complicado sacarla de la situación de incertidumbre en la que se encuentra después de una reforma tributaria basada en un aumento del IVA que pasó de 16% a 19%. Este nuevo empujón económico, que pone al Gobierno Central como eje articulador, busca que el PIB de este año esté muy por encima del pronosticado 2,5% y que las obras civiles crezcan 8% anual y la construcción 3,9%. El Gobierno -como en el libro de Wapshott (2014)- está seguro de que las empresas no generan solas y automáticamente más empleo y que durante las crisis económicas podría haber largos períodos de desempleo, por eso quiere aumentar la demanda agregada de bienes y servicios a través del sector de la construcción. Pero queda en el ambiente la idea de que el Gobierno Nacional con este plan quiere empujar hacia arriba una situación de caída que generó con la última reforma tributaria y que le preocupa los cantos agoreros de los centros de investigación que empiezan a pregonar que las arcas necesitan de una nueva reforma o de una verdadera tributaria estructural a solo unos pocos meses de haber experimentado un aumento de tributos. Lo que realmente necesitan las empresas es seguridad jurídica a largo plazo, que no les cambien las reglas de juego tributario cada año y medio, de tal manera que puedan hacer proyectos de crecimiento con sentido común. Está bien que la administración se la juegue por un nuevo plan de recuperación y que entre el Emisor (que debe bajar las tasas), el Ministro de Hacienda, que debe olvidar una nueva reforma, y el Presidente, que debe liderar el crecimiento económico, pero juntos tendrán que convencer a los empresarios de que Colombia Repunta tendrá garantías en el largo plazo.

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 27/07/2021 Su nombre lo dice "planeación nacional"

Para los seguidores de los asuntos económicos el Departamento Nacional de Planeación es un ministerio más, pero para los técnicos debe ser la entidad que planee la Colombia del futuro

Editorial 26/07/2021 El rumbo de la economía al final del séptimo mes

La cara del año empieza a cambiar y hay razones para ser más optimistas que en los siete meses anteriores a agosto, la vacunación siembra esperanza de la normalidad deseada

Editorial 24/07/2021 Debe haber unos cargos técnicos y otros políticos

Codirectores del Emisor, superintendentes y directores de entidades deben tener orígenes más académicos y técnicos que políticos, si de verdad se quiere hacer eficiente a Gobierno

MÁS EDITORIAL