.
EDITORIAL Avanzar en el empleo formal, reto inmediato
lunes, 30 de noviembre de 2015
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

El desempleo para octubre de 2015 se ubicó en 8,2%, tres décimas  más alto que en el mismo periodo del año pasado, pero la informalidad se desborda

Se conoció el último dato de desempleo en Colombia, el de octubre, que es levemente superior al registrado el año pasado. Pasó de 7,9% en 2014 a 8,2% en 2015. Según las cuentas del Gobierno Nacional en el décimo mes del año 366.000 colombianos consiguieron empleo, pero si se mira el trimestre móvil, entre agosto y octubre, la tasa de desocupación repuntó al pasar de 8,4% en 2014 a 8,7% en 2015.

Es cierto que la economía sigue generando empleo si se mira la variación de la población ocupada que tuvo un incremento de 1,6%, alcanzando 23 millones de personas con trabajo, pero sigue reinando la informalidad en todos los mercados laborales nacionales. Quibdó tiene una tasa de desempleo de 16,3%, la más alta del país; le sigue Cúcuta con 14,1% e Ibagué con 12,4%. La otra cara de la moneda la muestran Bucaramanga con 6,6%; Montería con 7,5% y Tunja con 7,6%, mientras que, Bogotá con 9%.

La construcción, el comercio y los servicios, siguen siendo los sectores que más empleo generan con variaciones de 3,6%, 1,9% y 4,2%, respectivamente. Entre los que destruyeron empleos está la industria manufacturera y la agricultura. Pero el verdadero reto del mercado laboral no está en ocupar la mayor parte de su población económicamente activa, pues trabajo hay en varios sectores, el objetivo es hacer que la informalidad no siga ganando terreno en las ciudades investigadas. A pesar de que las cifras en octubre no son las mejores, la economía pasa por un buen momento en términos de creación de puestos de trabajo. La cifra más baja de desempleo en la historia reciente es de 8,2% y según los datos de los últimos meses, han estado en esos límites, pero la informalidad crece sin remedio a la vista.

En los últimos meses han sido constantes las caídas en las exportaciones, la disminución del consumo y la ralentización de la confianza en la industria, pero trabajo informal sigue habiendo en algunos sectores y es la única variable que mantiene el buen camino en términos generales. El Gobierno debe trabajar con los empresarios y los sindicatos para que los jornaleros, los trabajadores de temporada y los trabajadores por cuenta propia, quienes se ganan la vida de empleo en empleo sin ninguna temporalidad fija, logren avanzar en conseguir un trabajo estable, para lo que se requiere un rediseño en las formas de contratación, y por supuesto, mucha capacitación. Deben crearse estímulos tributarios para las empresas que generen empleos formales en ciertas zonas del país en donde la empresa aún no llega. No se puede dejar que la informalidad sea 50% de la población activa, es una cifra muy alta y hace que muchas de las personas que trabajan en donde se pueda y como se pueda no puedan bancarizarse ni mucho menos hacer planes de progreso para ellos y sus familiares. Hay ciudades en donde la informalidad es más de 70%, todo un escándalo que hable de la disparidad en el desarrollo que está alcanzado el país.

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 03/08/2021 La jugada de Ecopetrol para hacerse con ISA

De quien haya sido la idea de que Ecopetrol comprara ISA, fue un camino expedito para que ese activo se conserve de carácter mixto, mientras las circunstancias del país mejoren

Editorial 02/08/2021 Dos debates que deberían darse juntos

El Congreso debe debatir sobre impuestos y presupuestos, temas que tienen que ir más unidos para que el deber de pagar impuestos se asocie con el derecho a pedir

Editorial 31/07/2021 Las cosas vuelven a niveles prepandemia

El balance del empleo en junio mejora: hubo 20,6 millones de personas ocupadas; 16,2 millones inactivas, para un desempleo al sexto mes del año, en el total nacional, de 14,4%

MÁS EDITORIAL