.
ANALISTAS Carta del Gerente al termino del LXXX Congreso Nacional de Cafeteros
domingo, 7 de diciembre de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Fieles a una firme tradición que ya hunde sus raíces en el tiempo donde el debate público, la transparencia y la sana controversia son nuestros principios, la Federación realizó su LXXX Congreso Nacional Cafetero.

En este, nuestro evento gremial más importante del año, solo comparable a nuestras pasadas elecciones, se dieron cita los nuevos representantes elegidos democráticamente de todos los comités departamentales, así como también importantes figuras del gobierno, encabezado por el Presidente de la República, su Vicepresidente, los ministros de Hacienda, Agricultura, Comercio, Planeación Nacional, la directora de Procolombia, el jefe negociador del gobierno en los Acuerdos de Paz, así como también de destacadas personalidades tanto nacionales como internacionales conocedoras y expertas en el tema cafetero.

Fueron muchos los puntos tratados así como variadas fueron sus opiniones, las cuales se escucharon con el respeto y la seriedad que se requiere. Si hubo un consenso de todas las partes fue acerca de los determinantes logros obtenidos en los últimos años a raíz de la reconversión del parque cafetero, lo que nos ha permitido recientemente obtener unas cifras de producción que están a la vista de todos, cruzando sobradamente este año la barrera de los 12 millones de sacos y en las que todas las partes, gobierno, congreso, caficultores, productores, empresarios, participaron activamente.

Este triunfo es de todos y así fue manifestado. Sin embargo los altos costos de producción debido al precio de los insumos sigue siendo un cuello de botella, tal como lo mencionó el ministro de Hacienda quien insistió en la importancia de trabajar en esta dirección, así como en la construcción y mantenimiento de vías terciarias.

En la senda de la diferenciación también hubo un acuerdo por cuanto nuestro café cuenta con un reconocimiento internacional de primer orden, tal como fue confirmado por la valiosa opinión del presidente de la multinacional Dunkin´ Brand, quien expresó que su calidad y consistencia, así como la confiabilidad del suministro, son aspectos que hacen único a nuestro grano en el mercado internacional.

Y sintetizó su reflexión señalando que “La calidad consistente que Colombia ha mantenido durante tanto tiempo, es clave para el éxito que han mantenido”. Diferentes propuestas se hicieron, todas ellas en el marco de la institucionalidad y en el seno de sus órganos y siempre respetando las reglas de la mayoría profundo y firme cimiento de nuestra arquitectura. La mas importante, sin duda, el plan estratégico que regirá para los próximos 5 años.

Importantes fueron los anuncios realizados en el pasado congreso. Quisiera resaltar al respecto lo expresado por el Ministro de Agricultura quien expuso el plan para el agro que cuenta con un presupuesto de $5,2 billones de pesos para fortalecer la investigación a través de CENICAFÉ; también anunció la entrega de 2.000 becas para el próximo año, las cuales contarán con un financiamiento del 75% por parte del estado, así como también la entrega de componentes de maquinaria y equipos, el acompañamiento en todo el proceso de producción, así como la construcción de varios distritos de riego, entre otros aspectos que contribuyen a reforzar la cadena cafetera.

Otro de los asuntos prioritarios tuvo que ver con importancia que nuestro grano insignia tiene en la consecución de la paz y en el papel que jugará nuestra estructura gremial en el posconflicto. En efecto, el papel protagónico de nuestra organización como sustento de un tejido social que cuenta con una enorme fuerza productiva y una incidencia rural de primer orden, es de suma importancia, toda vez que constituye un ejemplo de dinamismo, redistribución, inclusión y equidad, dado que puede ser replicado en otras áreas agrícolas. Al respecto, el propio presidente de la República fue enfático a la hora de calificar su protagonismo en este aspecto: “El café promueve la estabilidad social y es referente también para todo el sector agropecuario, y además la caficultura será, además, será una pieza clave para el posconflicto en Colombia y para la consolidación de la paz”. Estamos prestos a contribuir con esta cruzada nacional para que el país logre borrar de una vez por todas la palabra guerra y trabajar por conseguir la tan anhelada paz que tantas generaciones desconocen. Sabemos que lo podemos hacer y sabemos que podemos contribuir a lograrlo.

Es muy corto el espacio de esta carta para tocar cada uno de los temas, pero los iremos analizando en las sucesivas misivas. En suma, fueron tres días que sin lugar a dudas enriquecieron el debate cafetero y donde la institucionalidad salió fortalecida. Quiero en nombre de la Federación agradecer a los comités su decidida contribución, felicitar nuevamente a los nuevos miembros, al gobierno por su presencia así como su dinámica participación desde distintos frentes en este foro abierto y plural donde se define el futuro del café y se analizó la estrategia para 2014-2019 Que constituye una  agenda trazada. Son muchos los retos que nos esperan, así que manos a la obra.

Que tengan una feliz semana,

Luis Genaro Muñoz Ortega, gerente general Federación Nacional de Cafeteros