viernes, 14 de diciembre de 2012
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Las redes sociales se han convertido en un fenómeno que no para de crecer. El número de opciones entre las que puede elegir un usuario como el Papa Benedicto XVI, va desde las aplicaciones conocidas (compartir fotos, vídeos, aficiones, conectar con amigos, familiares, nuevas amistades, etc.), hasta la creación de estrategias para hacer negocios B2B y, últimamente, hasta funcionalidades especializadas en transmitir y difundir la fe católica.

 
La red social Ning por ejemplo, es una plataforma líder online de activistas y personas influyentes que motivan a la acción. Esta red facilita la creación de un lugar online seguro para personas con ideas afines. Ning cuenta con 60 millones de usuarios. Foursquare con más de 10 millones de personas, es una red de servicios de geo-localización que puede ser integrada en otros sitios web y servicios sociales
 
La red Delicious.com está dirigida a los amantes de la tecnología, donde el servicio de marcadores puede ser un efectivo canal de negocio, el número de inscritos supera los 12 millones. LinkedIn, con 135 millones de usuarios activos, es la red social para profesionales dedicados a actividades comerciales B2B. 
 
Mixi es la red social más poderosa de Japón y Tencent Weibo es el “Twitter chino”, con más de 160 millones afiliados. Qzone, la red social de China, se destaca por el gran número de usuarios activos: 756 millones, cifra que la coloca como la segunda red a nivel global, según estudios de Alexa Internet, Vkontakte es la más popular de Rusia y Orkut es la líder de Brasil.
 
En las vísperas de la llegada del Papa Benedicto XVI a la red social de Twitter (12 de diciembre de 2012), el máximo jerarca de la Iglesia católica alcanzó el millón de seguidores.
 
MySpace y Friendster fueron los pioneros de las redes sociales, pero Facebook fue la marca que verdaderamente dimensionó el concepto. Actualmente cuenta con 955 millones de usuarios activos, Twitter con 551 millones y YouTube recibe más de 160 millones de visitas al mes. Estas tres marcas son en la actualidad las líderes de las redes sociales del mundo occidental. 
 
¿Por qué las personas están dedicando más tiempo a las redes sociales que a cualquier otro sitio online? La respuesta está dada por la proliferación de los dispositivos móviles y la conectividad. Aunque el ordenador sigue siendo el medio principal para ingresar a estas plataformas, el tiempo que dedican las personas a las redes sociales a través de la web móvil y los teléfonos inteligentes ha tenido un considerable crecimiento en los últimos cinco años.
 
Por plataformas, Facebook sigue siendo la red social más visitada en Estados Unidos con 78,4 millones en aplicaciones móviles y 74,3 millones de usuarios en web móvil. Además es la marca más utilizada en términos de tiempo: 17% del período online en ordenadores.
 
La máquina creada por Mark Zuckerberg avanza a toda velocidad por una autopista sin un competidor que le haga daño. Si mantiene su ritmo de crecimiento, probablemente para el 2013 habrá superado los 1.000 millones de usuarios, según datos suministrados por Alexa Internet, Inc., conocida por operar el sitio web alexa.com que provee información acerca de la cantidad de visitas que recibe un sitio web y los clasifica en un ranking. 
 
Por otro lado, Twitter se ha convertido en uno de los principales actores del negocio de las redes sociales. A lo largo del presente año ha experimentado un fuerte incremento de su tráfico y esto quedó demostrado en noviembre con el tweet de Barack Obama sobre su victoria electoral, el cual fue retwitteado por más de 800 mil usuarios. (Fuente: The Guardian).
 
El pasado mes de noviembre a Twitter se le apareció la Virgen, cuando el Vaticano anunció que el Papa Benedicto XVI comenzaría a contestar preguntas sobre la fe y el credo en siete idiomas usando la red del pájaro azul. “El rostro del Sumo Pontífice en una red social como Twitter, puede ser la punta del iceberg de la presencia de la Iglesia en el mundo de nuevos medios”, dijo radio Vaticano, añadiendo que la figura del jerarca en la red social es una expresión concreta de la convicción de que la Iglesia debe estar presente también en los medios virtuales.