.
ANALISTAS Automatización y desempleo
viernes, 13 de febrero de 2015
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Suele atribuirse la pérdida de empleos a la revaluación o apreciación del peso que destruye empleos en Colombia y los crea en China, por medio de sus productos vendidos a  precios bajos, combinación de su yuan devaluado y de nuestro peso revaluado hasta hace pocos meses.

En los Estados Unidos y Europa se argumenta que miles de empleos se han perdido por culpa de las empresas que trasladaron su producción a China, Polonia, Checoslovaquia… porque la mano de obra allí les resultaba muy barata. Sí, resultaba, porque los bajos precios de la producción automatizada la están retornado a los países originarios.

 Pero la realidad parece ser que cada vez hay más procesos automatizados, con más robots remplazando personas, y el problema les está quedando grande a los políticos, porque esos empleos no retornarán jamás. Hay quienes estiman que durante los últimos siete años se ha perdido el 14% de los empleos industriales de Estados Unidos y de Europa como resultado de la automatización.

Miremos a nuestro alrededor. Numerosas damas secretarias han sido remplazadas por computadoras. Los parqueaderos ya no tienen porteros como antaño, ni los elevadores ascensoristas. En los laboratorios médicos todos los análisis de las muestras son hoy automáticos. Los vigilantes han sido remplazados por cámaras. Los cajeros electrónicos desplazaron a incontables empleados. Las bodegas están siendo automatizadas. La educación de calidad por medios electrónicos también desplazará a no pocos maestros…

Durante 10 mil años los seres humanos se esclavizaron unos a otros con múltiples razones, para cultivar la tierra, en especial. Entiendo que ni poseer un alma les reconocían a los esclavos para justificar los tratamientos inhumanos que les infligían. Hasta cuando llegó la revolución industrial en Gran Bretaña y demostró que era más barato alimentar una caldera con carbón que a un esclavo. La agricultura se mecanizó a continuación y la mayor parte de la mano de obra se trasladó a las ciudades y se ocupó en las fábricas.

A partir del año 1970 del siglo pasado se inició la era de la automatización de procesos con sus robots y la mano de obra migró hacia el sector de los servicios. Como es sabido, gran parte de la población de Estados Unidos, Europa y Colombia se ocupa hoy en este sector. 

Algunos comentaristas sobre el tema sostienen que en 30 años se va a disminuir en forma apreciable el empleo masivo para los procesos productivos. Pero aseguran que la humanidad encontrará soluciones como cuando pasó de la fabricación a los servicios. “Mientras más máquinas existan realizando el trabajo de los hombres, más hombres fabricarán máquinas”.

La solución para los políticos colombianos radica en mejorar y generalizar la educación, y tienen razón, siempre y cuando esas generaciones de educados con esmero encuentren empleo, que no suceda por acá lo que les sucedió en Cuba, educados sí, pero para una economía sin ofertas de empleo, por culpa de su modelo económico de socialismo totalitario, similar al que nos proponen el presidente Santos y las Farc en La Habana.