.
GASTRONOMÍA Vinos orgánicos chilenos, las botellas ideales para complementar cavas caseras
jueves, 13 de julio de 2017
La República Más

Los vinos orgánicos son la última tendencia en esta bebida, por la calidad de su preparación y por el cuidado de la tierra que implica su producción. En Colombia los chilenos dieron el primer paso y ya se consiguen en el país.

David Jáuregui Sarmiento - djauregui@larepublica.com.co

Los vinos orgánicos reclaman cada vez más seguidores alrededor del mundo. Su forma de preparación, el cuidado de la tierra donde se cultivan y una nueva gama de sabores los convierte en una nueva opción para incluir en las cavas personales, y es Chile quien se ha puesto la camiseta de innovar el mercado colombiano con esta modalidad de vinos.

Una muestra es el lanzamiento que hizo la Oficina Comercial de Chile (Prochile) en el país, específicamente de productos de 10 viñas chilenas, como parte de su expansión en este mercado. Con esto, a partir de ahora los aficionados a esta bebida podrán comprar botellas de cepas inéditas y marcas de vinos orgánicos nuevos que destacan tanto por su calidad como por su historia.

LOS CONTRASTES

  • Marco PastranaPropietario de la consultora de vinos Marvinik

    “Los vinos orgánicos son recomendados porque llevan a la botella la máxima expresión de lo que puede ofrecer un terreno”.

  • Hugo CoralesDirector comercial de Prochile Colombia

    “Al hablar de vinos orgánicos no solo se trata de una forma de producción, sino de una línea de cepas nuevas e incluso patrimoniales”.

“Traemos propuestas enológicas novedosas, como cepas tradicionales con más de 400 años de antigüedad. Destacan, por ejemplo, Moscatel de Alejandría, Uva País, Cinsault, Torontel, Muscat, y Semillón, entre otras, que le han dado un nuevo aire al mercado, con un sentido de origen que estamos recién empezando a entender”, afirmó Hugo Coral, director de la oficina comercial de Prochile.

Coral agregó: “son propuestas nuevas, frescas, innovadoras, que despiertan nuevos sabores, reviven formas de vinificación antiguas totalmente orgánicas que hoy en día son de mucho interés en los consumidores, donde el cuidado “terroir” es una característica que la gente busca constantemente.

Los vinos orgánicos, sin embargo, son una variedad escasa en el país, mientras que en Europa y Estados Unidos han experimentado tasas de crecimiento de 15% anual durante los últimos cinco años, posicionando a esta bebida como una de las últimas tendencias gastronómicas recientes más relevantes.

“Menos de 10% de los vinos producidos en el mundo son orgánicos. Siendo rigurosos, esta tendencia ha sido realmente explorada en Italia, principalmente, y en los países escandinavos. En Latinoamérica, recientemente, Argentina y Chile comenzaron a apostarle a esta modalidad”, explicó Marco Pastrana, CEO de la consultora de vinos Marvinik.

En Colombia, según Prochile, 56% del vino consumido proviene de Chile; le sigue Argentina, con 19,1%; y en tercer lugar está España, con 12,7%; sin embargo, de todo ese mercado vinícola en el país, una muy pequeña porción pertenece a los orgánicos, en parte por las exigencias de su producción.

Una de las viñas orgánicas más grandes del mundo, que también llegó al país este año, Villa Emiliana, tiene apenas 1.374 hectáreas en los valles de Maipo, Colchagua, Casablanca, Bío-Bío y Cachapoal; mientras que en Argentina, es Mendoza la región donde más se producen vinos orgánicos en ese país, hay cerca de 2.300 hectáreas de viñedos orgánicos en toda la provincia, lo que representa solamente 2% de la totalidad de los viñedos del país.

“Desarrollar vinos orgánicos es todo un reto y para lograrlo nos hemos apoyado en una agricultura orgánica y sustentable, que minimiza los procesos artificiales y el uso de productos sintéticos. Para nosotros el viñedo es un recurso viviente que debe ser respetado”, dijo Alejandro Mitarakis, gerente de Mercadeo de Villa Emiliana.

Villa Emiliana, que incursionó en Colombia con las marcas Coyam, Novas y Adobe, entre otras, tiene políticas estrictas no solo en la producción orgánica, sino en el cuidado de la tierra, otro de los motivos por los que el vino orgánico ha entrado en tendencia: “tenemos una sólida política de sustentabilidad y responsabilidad social. Durante 2016 plantamos 1.822 nuevos árboles en 10.720 metros cuadrados (área equivalente a una cancha de fútbol), reducimos el uso de energía hasta en 11%, fomentamos la agricultura orgánica con nuestros colaboradores y apoyamos investigaciones relacionadas con sistemas vitícolas, entre otras acciones”, concluyó Mitarakis.

Por lo demás, resta esperar a que la tendencia continúe trayendo propuestas de otros países como Italia, España, Argentina y otras naciones con tradición vinícola como Chile.

Una opción de consumo con tradición

Para Corales, el director comercial de Prochile, la discusión sobre los vinos orgánicos no se limita a su producción, sino a la tradición que se esconde detrás de la técnica para lograr vinos realmente orgánicos. Para él, aunque algunos hablan de “nuevas cepas”, en realidad hace muchos años están plantadas en los campos chilenos del sur y en muchos otros lugares. “Son parras que en algunos casos sobrepasan con facilidad los 100 años, pero que antes no disfrutábamos”.

MÁS DE OCIO

Deporte 17/06/2021 Estos son los equipos que podrían llegar a la final de la Copa América, según Credicorp

El equipo campeón de la Copa sería Brasil al disputar la final con Argentina y entre Colombia y Uruguay estaría la tercera posición

Deporte 16/06/2021 Ya es oficial que Barranquilla será sede oficial de los Juegos Panamericanos de 2027

Se espera recibir en la capital del Atlántico 9.000 deportistas de todo el continente, entre ellos los grandes atletas de Estados Unidos

Entretenimiento 19/06/2021 Disfrute este sábado del lanzamiento del Festival del Porro 2021 en el Teatro Mayor

El evento busca rescatar el folclor nacional haciendo un homenaje al maestro compositor Juancho Torres y otros músicos

MÁS OCIO