viernes, 23 de septiembre de 2016
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Joaquín Mauricio López Bejarano - jlopez@larepublica.com.co

De hecho, al cierre de 2008, YouTube venía como un gigante silencioso que empezó a llevarse a los niños y jóvenes menores de 20 años,  quienes cambiaron series de Disney Channel y Cartoon Network (CN) por divertidos contenidos que ofrecía el portal de internet. Los videos inicialmente eran de personas que subían a la nube caídas torpes, tutoriales de videojuegos y pasatiempos que tenían la ventaja de reproducirse a la hora que la audiencia quisiera, diferente a lo que pasaba con la televisión.

Los operadores de TV vieron cómo la audiencia infantil cambiaba su oferta por las conversaciones en chats de ese entonces y por los clips que alojaba  YouTube.

Ya en 2009, Stuart Snyder, el entonces presidente de la división de animación de Turner, firma propietaria de CN, aseguró que “entre 2010 y 2014 se invertiría 30% del presupuesto de la compañía originalmente destinado a producciones infantiles, a interacción en la web con el ánimo de competir en internet”.

No obstante, a finales de 2010 el New York Times en una  portada escribió “el primer round que ganó internet”, haciendo referencia a la caída de los grupos de la TV que bajaron 12% anual en el índice de valor de Wall Street, gracias a que la era 2.0 que empezó a llevarse el mercado de adolescentes, también amenazaba con capturar al público adulto.

Y esa disputa la reseña el reporte de consumo televisivo y de videos de American Forticam en el que se comparan los productores de contenido Youtube, Netflix y la TV. Este último perdió el trono.

Entre las cinco generaciones: Z, millennials, X, Baby Boomers y Silent Generation, solo en las dos últimas gana la TV, pero presionan Netflix y YouTube, por eso, según el experto en tecnología Ricardo Galán, “es una disputa en la que “la TV no tiene espacio a menos de que sean capaces de llevar su señal a los teléfonos celulares”.

Un análisis que va de la mano con las cifras de consumo de dispositivos móviles, en las que se registra que “por cada 10 habitantes en el mundo, siete tienen un dispositivo móvil, eso demuestra más oportunidades para las nuevas plataformas de video”, agregó Jean Phillipe Morris, vocero de análisis de American Forticam.

De cuerdo con el estudio de ese observatorio, LR hace un paneo por los hábitos de consumo de cada generación que han llevado a las plataformas digitales a imponerse y entrar en un mercado en el que la televisión parecía intocable. 

La Generación X
De 35 a 49 años

Fueron la generación sorpresa de la medición porque son adultos que crecieron con las tradiciones de la TV, pero que se adaptaron a la tecnología y la revolución 2.0.

Este segmento de la población es la edad que no se quiere quedar atrás, no buscan parecer que saben menos de tecnología que los millennials. Esto se responde porque en esta categoría, 47% es socio de Netflix, pero 38% aún tiene a la señal de televisión como su principal fuente de entretenimiento.

Para ese segundo grupo de los X, los noticieros y las novelas son importantes, por eso hay una pelea casada entre quienes se inclinan por la red y quienes prefieren a la TV. Tan solo 15% busca YouTube.  

Generación z
Menores de 20 años

El rey se llama YouTube para ellos, son adolescentes que en su diccionario todo lo resuelve Google y que revisan su celular por lo menos 50 veces al día. Su entretenimiento lo deben a una figura conocida como los youtubers.

En esta generación, 66% dedica a reproducir los videos de esa plataforma que aunque en promedio cada video tarda 6 minutos, es tan amplia la oferta, que genera que la persona no se salga de la web. Mientras tanto, 24% ve en Netflix el subcampeón que también ofrece, a todas horas, una parrilla de películas y series que a veces se pueden ver durante todo un día. Y el porcentaje restante, luego de ver videos en la red, buscan lo que ofrece la TV.

Baby boomers
Entre 50 y 64 años

Aunque hay 18% de este grupo que sí utiliza Netflix como forma de entretenimiento, no es por gusto o interés propio sino “porque es la herencia de las suscripciones de sus familiares que en cierto tiempo insistieron en esa afiliación” aclaró el analista de tecnología digital, Juan Gabriel Mercado. Por el contrario, 78% que es la inmensa mayoría de esta generación, “simbolizan la historia de las personas nacidas desde los años 60 quienes crecieron al mismo tiempo que avanzó el desarrollo del televisor. Para ellos es aún más gratificante ver los programas originales de los canales con la sensación de progreso que generan las nuevas pantallas de TV. La señal de TV es obligatoria en su hogar”, agregó Mercado.

Millennials
Entre 21 y 34 años

Son la generación que si está en una página de internet y esta se tarda cinco minutos en cargar, “se desesperan y se van porque saben que en la red hay más opciones. Por eso el gigante del streaming Netflix con 56%, para ellos, fue el remplazo del televisor, gracias a que si el contenido de la pantalla chica no les gusta, sea por la calidad, o el exceso de publicidad. El sistema de reproducción online de series y películas tiene los títulos suficientes para entretener por horas”, comentó la sicóloga Amanda Duarte.

A esto se le suma que las series se convierten en una moda, son el tema del que todos hablan y por eso es obligatorio verlas para no quedarse atrás.

Silent Generation
De 65 años en adelante

Mientras que la generación Z creció con los avances tecnológicos, para 84% de los Silent esos desarrollos no fueron tan relevantes como para tenerlos inherentes a su estilo de vida.

Sin embargo, 11% representa a los miembros de este segmento de la población que pese a la edad se sincronizaron con las plataformas móviles, “pero también es algo que depende del poder adquisitivo de esas personas, pues son adultos mayores que en su vida han querido estar a la vanguardia e invierten en ello. Es lo contrario de sujetos más humildes que con la aparición del computador ni si quiera tuvieron acceso al reconocimiento de esas máquinas”, concluyó la sicóloga, Amanda Duarte Constaín. 

Las opiniones

Ricardo Galán
Experto en Tecnología
“Los contenidos son la mejor forma con la que cada plataforma puede competir entre sí. En el entretenimiento, la experiencia es lo que siempre buscan las personas”.  

Jean Phillipe Morris
Vocero de American Forticam
“Fue la tecnología la que también atacó los hábitos de consumo de las personas, hoy la red busca ser más una herramienta vital”.