lunes, 17 de diciembre de 2012
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Stephanny Pérez - sperez@larepublica.com.co

Los $6.500 millones que se estimaba que se iban a recibir en las taquillas del Estadio El Campín, estimando la asistencia de 35.000 espectadores, no fueron en vano, pues la disputa del campeón de la Liga Postobón, fue un partido equilibrado.

Tras una tensionante partida, entre el Deportivo Independiente Medellín y Millonario Fútbol Club, el equipo bogotano se llevó la copa de la Liga Nacional. Los hinchas del equipo azul, vivieron la emoción de ganadores, cuando anotaron su primer gol en el partido, el cual fue anotado por Harison Otalvaro, pocos minutos antes de terminar el primer tiempo. Sin embargo, la euforia de las tribunas se vio afectada, cuando el DIM logró empatar el resultado que hasta el momento había favorecido a Millonarios, pues al minuto 52, Wiliam Zapata, del equipo paisa, logró anotar el empate. Durante la segunda parte del compromiso, ambos equipos estuvieron un comportamiento próximo al arco, sobre todo el equipo ‘azul’ que logró un importante acercamiento a través de Wason Rentería. Fue entonces, a través de la disputa en penales que Millonarios logró superar el arco de Castellanos y logró pactar la victoria entre los equipos del fútbol colombiano. Así las cosas, el equipo bogotano revivió la ilusión de su hinchada, que no coronaba un campeonato desde 1988.