Un total de 147 ligas de 98 asociaciones nacionales en el mundo tiene presencia de futbolistas expatriados, de acuerdo con el informe mensual del Centro Internacional de Estudios Deportivos, CIES Football Observatory.

El Economista - Ciudad de México

Un total de 147 ligas de 98 asociaciones nacionales en el mundo tiene presencia de futbolistas expatriados, de acuerdo con el informe mensual del Centro Internacional de Estudios Deportivos, CIES Football Observatory.

El informe señala que más de la mitad de las ligas estudiadas pertenece a asociaciones miembros de la UEFA, lo que refleja el sólido anclaje del futbol profesional en Europa.

El número de expatriados aumentó en 628 personas respecto al año pasado, lo que muestra que la internacionalización del mercado laboral de los jugadores de futbol es un proceso establecido.

La noción de expatriado define a los jugadores que han crecido fuera de la asociación nacional de su club y que se han mudado al extranjero por razones deportivas. Esta definición aísla migraciones directamente vinculadas con la práctica del futbol.

De hecho, los jugadores de origen extranjero que han crecido en la asociación de su club de empleadores no son considerados como expatriados.

La muestra está compuesta por jugadores que han participado en partidos de campeonato durante la temporada actual. Los datos están referenciados hasta el 23 de abril del 2019.

Brasil está en el primer puesto de los países exportadores de futbolistas. En total, 1,330 jugadores que han crecido en Brasil juegan en las 147 ligas consideradas en este informe.

Con más de 800 expatriados, Francia y Argentina también se destacan entre la multitud como naciones exportadoras. Los principales exportadores de otros continentes son Nigeria para África, Estados Unidos para América del Norte, Japón para Asia y Australia para Oceanía. México se encuentra en el lugar 32 de 50 países considerados con 109 jugadores.

Dos países europeos son los mayores importadores de futbolistas: Inglaterra (728 jugadores) e Italia (636). En tercer lugar se encuentra una fuerza emergente en el escenario del futbol mundial: Estados Unidos (575 jugadores).

México se encuentra entre los países no europeos con 289 futbolistas importados.

La movilidad internacional de los futbolistas ha aumentado. La cantidad total de jugadores expatriados ha aumentado 5% en comparación con el 2018.

Durante el año pasado, el número de expatriados aumentó para cada uno de los tres principales países exportadores: Brasil (más 64 jugadores), Francia (más 37 jugadores) y Argentina (más 57).

Inglaterra e Italia son los principales países importadores de futbolistas. Los clubes profesionales de estos países emplean a 728 y 636 futbolistas expatriados respectivamente.

Redes de transferencia
La ruta migratoria más frecuentada se origina en Brasil y termina en Portugal (261 jugadores). La migración de argentinos a Chile (116 jugadores) es el segundo eje principal.

Dos canales migratorios que parten de Inglaterra también involucran a muchos futbolistas: el primero termina en Escocia (113 jugadores), mientras que el segundo conduce a Gales (92 jugadores). De Argentina a México terminan 87 jugadores y de Colombia a México 47 jugadores.