sábado, 8 de junio de 2019

Hay más librerías en Bogotá que museos en Ámsterdam, conocerlas es un plan de fin de semana para los amantes de las letras

Laurasofía Polanco Hincapié - lpolanco@larepublica.com.co

De 280 librerías figuran en la base de datos de la Cámara Colombiana del Libro, de ellas, 36 hacen parte de la Asociación Colombiana de Libreros Independientes (Acli). Esta es una agrupación de libreros que cuida los espacios para la lectura especializados en cierto tipo de literatura en Bogotá.

La Cámara Colombiana del Libro y la Alcaldía de Bogotá realizan en octubre una jornada que es similar una ruta de librerías, pues usualmente estos espacios independientes quieren ofrecer más que la venta de libros, como conversatorios y actividades de entrada libre. Esta actividad se conoce como Festival de Libros para Niños y Jóvenes. Incluso, si se toman las temáticas especializadas de cada uno de estos locales, se podrían trazar rutas de los espacios dedicados a la gastronomía, al arte, a la religión y a los textos infantiles en Bogotá.

Uno de los lugares que encontrará en el recorrido es Casa Tomada (Palermo), una librería, que además de ofrecer 25.000 títulos, quiere que la gente disfrute un café mientras lee un texto. Así lo explicó su dueña, Ana María Aragón, quien hace parte del comité de la Acli. Otras de las librerías en donde podrá disfrutar de una buena bebida o una comida especializada es Temas y Libros (Los Mártires) y Andes Librería (Nueva Granada).

Alianza Librería, Prólogo Café y Libro, Luvina Libros, Wilborada 1047 y Lerner son espacios que, como Casa Tomada, podrían ser paradas durante un recorrido de librerías por la ciudad. Un proyecto que intentó hace algunos años el Instituto Distrital de Artes junto con la Secretaría de Movilidad de Bogotá. Según señaló Aragón, desde la Acli consideran necesario que estos proyectos no se dejen marchitar y deben contar con el apoyo de otros sectores, como los organismos involucrados en el turismo, tanto estatales como privadas.

Pero, la ruta de librerías no solo está pensada para los amantes de la buena comida, sino que también tiene lugares que son ideales para los creyentes. Por ejemplo, en las librerías Católica Sicomoro (Marly) encontrará más de 700 títulos que presentan de forma sencilla el mensaje de Jesús, encarnado por la tradición de la Iglesia.

Vale la pena resaltar, que pese a que la temática religiosa da la apariencia de que estos espacios están pensados exclusivamente para los católicos o creyentes de alguna religión, lo que buscan es ser un lugar en el que las personas puedan compartir sus puntos de vista en torno a la temática religiosas, con el fin de continuar aumentando conocimiento sin caer en discusiones sin fundamentos.

Otras librerías que también se encuentran dentro de la ruta y que se centran en las temáticas religiosas son  San Pablo (Chapinero), una editorial que le ofrece a las personas varios temas desde una mirada cristiana; Verbo divino (Chapinero), que tiene como objetivo "la difusión a través de todos los medios de comunicación social de la enseñanza de la doctrina católica y búsqueda de la verdad y justicia"; Minuto de Dios (Chapinero), que tiene textos que están orientados a servir de guía espiritual para las personas o reflexiones basadas en la palabra de Dios. En la ruta se encuentran otras librerías especializadas en esta temática.

Para los amantes del arte y la ilustración, la ruta de las librerías también cuenta con lugares como Artbooks Librería (La Candelaría) que "fue creada en 1999 con el objeto de comercializar libros Ilustrados y de gran formato"; La Valija de Fuego (Marly) que además de ofrecer títulos centrados en temas de artes, le permite a los visitantes comprar y cambiar, libros nuevos y leídos en buen estado; Santo y Seña (Chapinero) que le ofrece la oportunidad de conocer nuevos estilos de vida en torno al arte por medio de libros, música y objetos.

Además de los anteriores locales, encontrará Nada (Chapinero), El Loco Pensante (Bosque Izquierdo), Fantastic Tree (Chapinero) y otras que también están inspiradas en las temáticas de arte e ilustración.

Para finalizar, la guía tiene entre sus opciones, librerías con enfoques Infantiles y juveniles como Babel Libros (La Soledad) que cuenta con un catálogo amplio de textos dirigido para niños y jóvenes de diferentes edades como 'El Chigüiro', 'Corazón de León' y 'Tengo Miedo'; Librería Espantapájaros que tiene varios programas entre los que se destaca "el jardín infantil, la librería y la Fundación, con los que construye alternativas pedagógicas para que los niños crezcan como lectores"; Libros Mr. Fox (Chapinero) que cuenta con obras para niños y jóvenes y tiene espacios diseñados y asesores en contenidos bibliográficos.

Estos espacios cuentan con temáticas generales y espacios en donde los niños podrán divertirse mientras leen textos acordes a sus edades.

Muchas de estas librerías se encuentran en la localidades entre Chapinero y el Centro de Bogotá. “Estos son los corredores comerciales, también porque los consumidores de libros en Colombia son de clase media, así que nos acercamos a esos sectores”, dijo Aragón.

Los negocios de libros independientes han acudido a la especialización. Librerías religiosas, gastronómicas, de arte e infantiles le hacen frente a las grandes cadenas para sobrevivir y ofrecer una experiencia a los usuarios. La oferta bibliográfica es muy grande, por lo que estos locales seleccionan los mejores contenidos y se centran en un tipo de libros y así se aseguran de convertirse en un punto de referencia para un lector fijo.

Aprovechar esta cercanía y también los ejes temáticos es una de las maneras en que los bogotanos buscadores de títulos y a quienes les guste caminar un fin de semana por la capital pueden contribuir al crecimiento de este sector y a que se popularice este plan como una opción turística en la capital.