.
MODA

La marca de relojes de lujo Audemars Piguet y su arte de la complicación 'Code 11.59'

martes, 11 de abril de 2023

Esfera del Code 11.59 Universelle.

Foto: Bloomberg

Este reloj tiene más de 40 funciones, incluidas 23 complicaciones que requieren de la creación de un movimiento, el calibre 1000

Bloomberg

Sus 40 funciones hacen del Code 11.59 Universelle el reloj de pulsera más complicado de la historia de Audemars Piguet. Más interesantes que sus cifras es cómo se han realizado estas complicaciones.

El Code 11.59 Universelle es un reloj tan complejo que ha sido necesario inventarse un nuevo término para definirlo. El término complicación se aplica a aquellos modelos que incorporan indicaciones adicionales a las funciones básicas y, por lógica, llevan movimientos más elaborados.

Hay algunas sencillas como una ventana de fecha, o más complejas como un tourbillon. Un gran complicación es un reloj con al menos tres clases diferentes de complicación. Pues bien, el Code 11.59 Universelle es un reloj ultracomplicado. Es un título que se merece: en él encontramos 40 funciones, incluidas 23 complicaciones. Para ello han sido necesarios siete años de trabajo y la creación de un movimiento, el calibre 1000, con más de 1.100 componentes. Cifras que maravillan a cualquier aficionado. Aunque lo más interesante es el modo que han inventado en Audemars Piguet para combinar estas complicaciones. Esta innovación es la que hace del Code 11.59 Universelle el reloj más asombroso del momento.

Hacer relojes con (muchas) complicaciones no es nuevo en Audemars Piguet. De hecho, el germen de la manufactura en 1875 está en el interés de sus dos fundadores por realizar relojes de bolsillo de gran complejidad, acorde con la tradición del valle de Joux.

La fama actual de la firma se asienta en piezas con un marcado componente estético como el Royal Oak. Pero las raíces de Audemars Piguet las encontramos en estos complejísimos relojes. Uno de los más destacados es L'Universelle, una pieza de bolsillo fechada en 1899. Como vemos, el nombre de la ultracomplicada versión del Code 11.59 no está elegida al azar.

Nuevo concepto

La elección del Code 11.59 para incorporar el calibre 1000 tampoco es casualidad. Esta línea, lanzada en 2019, representa la nueva y personal visión de Audemars Piguet del reloj clásico. Respeta la tradición y, a la vez, rompe con ella. Exactamente lo mismo que el calibre 1000.

El Code 11.59 Universelle incluye cuatro familias de complicaciones. Hasta aquí nos mantenemos fieles a la tradición. La ruptura viene en el modo en el que están aplicadas dichas familias. El recorrido de las complicaciones comienza por la sonería. En este caso encontramos una gran sonería y una repetición de minutos.

La primera indica automáticamente cada paso de los cuartos y la hora completa; la repetición de minutos señala la hora a demanda mediante una sucesión de horas, cuartos y minutos. Como es habitual en las últimas piezas de Audemars Piguet, el reloj aprovecha la tecnología Supersonnerie, un complejo sistema que convierte el fondo del reloj en una caja de resonancia y eleva el volumen del sonido a niveles nunca antes alcanzados en relojería.

En cuanto al calendario, el Code 11.59 Universelle incluye una novedosa evolución del calendario perpetuo, más fiel a las peculiares directrices del calendario gregoriano que rige nuestras vidas. Un calendario perpetuo normal (si podemos calificar así estas maravillosas máquinas) tiene que ser corregido manualmente con el cambio de siglo.

El Code 11.59 Universelle supera este problema con una corrección automática, y prolonga la ausencia de revisión hasta el año 2400. Ninguno de nosotros estará allí para comprobarlo, pero causa cierta impresión saber que el reloj funcionará los próximos 377 años sin necesidad de recibir ningún ajuste del calendario.

Sí tendrá que recibirla antes la indicación de fases de luna, aunque tampoco será fácil que nosotros la veamos: con un nuevo sistema de fabricación formado por dos discos concéntricos, el ciclo de corrección de sus fases lunares es de una vez cada 122 años. Un cronógrafo rattrapante (capaz de medir dos tiempos independientes) y un tourbillon volante completan la lista de las principales funciones.

La gran evolución de la relojería en el último siglo se ha producido en este campo. Nos lo explica Sébastian Vivas, director de Patrimonio y responsable máximo del Musée Atelier Audemars Piguet. "La principal diferencia entre el L'Universelle de 1899 y el Code 11.59 Universelle están en el peso y el volumen. El primero pesa 600 gramos y el segundo sólo 180. Esto, teniendo un número similar de componentes".

Se han ideado soluciones muy imaginativas para lograr esta reducción del tamaño. La más destacada es la ubicación de componentes con distintas funciones en un solo plano. Se puede ver en el rotor de carga de platino, que incluye ahora el sistema de rattrapante del cronógrafo. "Es una solución que evita la necesidad de reducir al extremo el grosor de los componentes", aclara Vivas.

Siete piezas al año

El resultado es un reloj de solo 42 mm de diámetro y un grosor de 15,55 mm. El Code 11.59 Universelle es excepcional, pero está pensado para que sea usado a diario, si así lo quiere su afortunado dueño. Sus dimensiones lo permiten. También la cuidada disposición de las indicaciones, el diseño de los pulsadores y corona, con un aprendizaje muy intuitivo, y el sistema de carga automático, de dos días y medio de duración.

A pesar de este componente moderno y funcional, no será fácil hacerse con un ejemplar. Audemars Piguet ha anunciado que solo fabricará siete unidades este año. En cuanto a los acabados, la manufactura ha propuesto hasta ahora cuatro versiones según el material de caja y tipo de esfera.

No obstante, es probable que los futuros clientes puedan personalizar sus piezas. Así sabrán el precio final del reloj, el cual también depende de la cotización del franco suizo en el momento en el que realice la transacción. Eso sí, tenga en cuanta que rondará el 1,7 millón de euros.

Un tesoro recuperado

Un paseo por el museo de Audemars Piguet basta para entender la importancia del reloj de bolsillo L'Universelle. El estudio danés de arquitectura BIG diseñó una estructura de doble espiral que acoge las creaciones históricas más relevantes de la firma y los talleres de restauración de piezas antiguas.

En el centro del edificio se encuentra L'Universelle, una espectacular pieza de bolsillo, con un mecanismo de 5 cm de diámetro y 1.168 componentes, incluidos 316 tornillos.

L'Universelle, con 26 funciones, fue uno de los relojes más complicados de su época. Una visión en detalle ofrece un dato curioso. El nombre que aparece en la esfera corresponde a Uhrenfabrik Union Glashütte. No es un error: Audemars Piguet vendió el movimiento a esta firma alemana en 1899, que después lo 'vistió' con su propia esfera y caja. Desaparecido durante décadas, el reloj regresó a Audemars Piguet en 2012 para su restauración. Cuatro años más tarde, se lo compraron a su dueño y hoy luce esta ubicación privilegiada en su museo.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE OCIO

Cultura 11/06/2024 Casa Lefebre subastará mañana una obra de Fernando Botero desde $2.000 millones

La marca espera celebrar su octavo aniversario; adicionalmente, menciona que a lo largo de su actividad desde 2016 ha celebrado 32 subastas

Cultura 11/06/2024 La película más rentable de 2023 que logró superar al fenómeno de 'Barbenheimer'

Concretamente, un total de US$559 millones logró ganar como beneficio neto. Una cifra obtenida tras calcular los gastos e ingresos totales del largometraje

Entretenimiento 11/06/2024 Así es 'Atlas', nueva película de acción de Jennifer López que se puede ver en Netflix

“Atlas” llegó al catálogo de Netflix el pasado 24 de mayo, se trata de la nueva película de acción de la actriz Jennifer López, uno de sus estrenos más esperados para el 2024