El protocolo incluye aforo máximo, desinfección de zonas y manual de convivencia para colaboradores y afiliados, entre otras medidas

Margarita Coneo Rincón - mconeo@larepublica.com.co

En medio de la pandemia, los gimnasios a nivel nacional también se han visto afectados al tener sus puertas cerradas; sin embargo ya tienen listo un protocolo de bioseguridad bajo el cual podrían retomar sus actividades; todo eso, bajo la autorización del Gobierno Nacional. 

“Los usuarios deberán agendar su clase o entrenamiento previamente a diario para garantizar que el aforo máximo se cumpla; serán registrados por el área médica para conocer su estado de salud, también se les tomará la temperatura. Todos sin excepción deberán ingresar con tapabocas y usarlo durante el entrenamiento, que será máximo de 70 minutos. Durante la primera etapa se restringirán algunas zonas como sauna, turco y piscinas y el aforo será de 30%”, afirmó Alejandro Sarmiento, Líder científico de la compañía.

El protocolo que está sobre la mesa incluye medidas respecto al aislamiento social, aforo máximo, desinfección de zonas y manual de convivencia para colaboradores y afiliados de las diferentes cadenas.

En otros países como China, que ya han iniciado con la apertura “normal” de sus actividades; han adoptado medidas rigurosas como la instalación de cabinas de vidrio por cada máquina, tomar la temperatura de cada usuario que ingrese a la sede, el uso obligatorio de tapabocas y la prohibición del uso de la zona de vestuarios. De igual forma, en algunos estados como Texas en Estados Unidos, no pueden superar el 50% de aforo según lo decretado por gobierno estatal.

Entre las medidas que adoptarán empresas como Bodytech, por ejemplo, se cuentan: medición de temperatura y de ser mayor a 37.5 grados centígrados, no podrá ingresar a la sede; agendamiento de la asistencia en la página web; compromiso de los usuarios a limpiar todos los equipos que usen; distancia de dos metros con otras personas en la sede; zonas comunes demarcadas para el aislamiento; tiempo de entrenamiento de máximo 70 minutos; aspersión para desinfección del espacio cada 70 minutos; vigías para garantizar el cumplimiento.

“Evitar la propagación depende de todos, así que el compromiso de Bodytech es grande; pero los usuarios también deben ayudarnos a que podamos mantener las sedes abiertas. Se le entregará una solución germicida y acceso a gel antibacterial a cada afiliado para que cada vez que haga uso de una máquina, la limpie y desinfecte sus manos y así evitemos cualquier tipo de riesgo”, recalcó Sarmiento.