Rakuten, que pagó a los Golden State Warriors US$60 millones para aparecer en su camiseta por tres años, busca extender la asociación

Bloomberg

Rakuten, que pagó a los Golden State Warriors US$60 millones para aparecer como patrocinador en su camiseta por tres años en 2017, busca extender la asociación cuando se acerca el último año de su acuerdo con los subcampeones de la NBA.

El logo de la compañía en las camisetas del equipo de baloncesto es clave para elevar el reconocimiento de su marca en Estados Unidos, señaló el viernes Amit Patel, quien dirige las operaciones en América del gigante japonés de comercio electrónico, en una entrevista. Si bien es demasiado pronto para evaluar el efecto del patrocinio en los ingresos, el reconocimiento de la marca entre los fanáticos estadounidenses del baloncesto se disparó un 300% después de la segunda temporada, según Patel. La próxima temporada de la NBA comienza en octubre.

"Sin duda pensamos a largo plazo", comentó Patel en un evento en Yokohama. "Seguimos evaluando la oportunidad y buscando formas de extender su vida útil".

El fundador de Rakuten, Hiroshi Mikitani, tiene un largo historial de patrocinio deportivo en Japón, donde la compañía percibe alrededor del 80% de sus ingresos. El multimillonario ha aprovechado ser dueño del equipo de béisbol Tohoku Rakuten Golden Eagles y la escuadra de fútbol Vissel Kobe para promover los servicios locales de comercio electrónico y financieros de la compañía durante 15 años. En 2016, llevó su apuesta al extranjero al firmar un acuerdo de patrocinio de cuatro años con el club español de fútbol FC Barcelona por US$235 millones, seguido del convenio con los Warriors un año después.

Mikitani, cuyas incursiones en el deporte también incluyen el patrocinio de la carrera de obstáculos Spartan Race y el campeonato de tenis Rakuten Japan Open, lanzó en junio un servicio de streaming en vivo y a pedido para ver partidos del fútbol japonés. En el evento, Mikitani explicó que la tecnología actúa como un multiplicador del valor comercial de los deportes.

"Nos metimos en el béisbol profesional en 2004, cuando los medios de internet todavía estaban en pañales", detalló Mikitani. "Los avances en la tecnología de medios hacen que los deportes se vuelvan más emocionantes y también aumentan el valor de los deportes como contenido".