Este cambio de fecha se dio luego de las fuertes lluvias que se han presentado en Argentina

Laura Fernanda Bolaños R. - lbolaños@larepublica.com.co

Hoy se juega el primero de los dos más partidos más importantes que se puede dar en la historia del fútbol argentino. La popularidad de los equipos locales como Boca Juniors y River Plate hace que la definición de la Copa Libertadores sea el partido más caro de la historia del fútbol del país gaucho.

Al minuto 33, el equipo azul puso el marcador 1-0 con un gol de Ramón Ábila.  Pero River inmediatamente reaccionó y empató el partido, con un gol del número 27, Lucas Pratto, al minuto 35:10. Al minuto 47, Boca nuevamente tomó la delantera y Benedetto fue el encargado de darle el 2-1 en este clásico argentino.

Aunque Boca tuvo su respiro después del medio tiempo, al minuto 61 nuevamente Pratto hizo un gol, y empató el juego. A pesar de los esfuerzos del azul, el partido finalizó con un empate dos a dos en este primer partido de ida.  El 24 de noviembre será el siguiente partido, en donde se conocerá al ganador total.

Este fue uno de los partidos con mayor sufrimiento de la hinchada, pues la fecha inicial del encuentro estaba prevista para ayer, pero las fuertes lluvias y tormenta eléctrica tenían en jaque este evento deportivo que está previsto se juegue en el clásico estadio de La Bombonera. A pesar de esto, faltando tres horas las autoridades de la Conmebol manifestaron que el partido no se iba a suspender, ya que la cancha está drenando bien.

No obstante, faltando una hora y 36 minutos para el inicio del juego, después de hacer una revisión de la cancha con el balón pie, la autoridad de fútbol decidió cancelar el juego, y postergarlo para hoy a las 4:00 p.m.

A pocos minutos de empezar este duelo de titanes, los medios  locales informaron que el Boca Juniors tendría dentro de su formación a: Rossi, Jara, Magallán, Izquierdoz, Olaza, P.Pérez, Barrios, Nández, Pavón, Ábila y Villa. Por su parte el River, dirigido por Marcelo Gallardo, tendrá en el campo a Armani, Montiel, Maidana, Martínez Quarta, Pinola, Casco, Pérez, Palacios, Martínez, Borré y Pratto.

Como dio a conocer el  Servicio Meteorológico Nacional (SMN), el pronóstico es que se de abundante lluvia que estaría acompañada de granizo y actividad eléctrica en ciertas zonas. En el barrio de La Boca se reportaron lluvias desde las 7:00 a.m, generando inundaciones en las calles aledañas al estadio del Xeneize.

Como han dado a conocer los medios del país perteneciente al Cono Sur "el presidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol, Alejandro Domínguez, está en el país a la espera del enfrentamiento de ida. A diferencia de los partidos del torneo local, las mismas autoridades podrían tomar la decisión de que el partido no se juegue sin la necesidad de que llegue el árbitro Roberto Tobar hasta la cancha para inspeccionar el estado del césped".

En el caso de que las autoridades decidan nuevamente suspender este partido histórico, el reglamento estipula que deberá reprogramarse para el día siguiente, aunque también se ha dicho que se prevén lluvias y tormentas fuertes para todo el fin de semana, por lo que podría cambiarse de horario.

Se debe recordar que, en la historia del fútbol argentino, nunca la localidad para un partido con equipos argentinos habían llegado a US$5.000 como se dio en esta ocasión en uno de los sitios internacionales de compra y venta de terceros. Además, el ganador de este partido, además del título, recibirá el premio más alto que ha pagado la Conmebol en la historia. Así, el campeón recibirá US$6 millones, US$4,9 millones más que en la edición de 2017, y el subcampeón por su parte, se hará acreedor de US$3 millones, pero el que se corone terminará sumando aproximadamente US$11 millones.