La música en streaming ha ido bajando, pero el video ha subido más de 40% y por eso plataformas y artistas apuestan por estos contenidos

Joaquín Mauricio López Bejarano - jlopez@larepublica.com.co

En medio de la cuarentena las plataformas de video vienen creciendo en número de suscriptores y según Strategy Analytics en 2020 el alza de usuarios será de 18% por el confinamiento que viven millones de personas en el mundo. Esto también ha obligado a la industria del entretenimiento a reinventarse, y en medio de esta apuesta, Movistar lanzará hoy su primera serie original producida en Colombia, ‘Ruido Capital’, que estará acompañada por una nueva canción de Aterciopelados, que construyó la banda sonora.

La serie tendrá seis episodios y es una comedia coming of age ambientada en la Bogotá de los 90. Sobre el tema, LR habló con Andrea Echeverri y Héctor Buitrago, y además conversó de cómo se reinventa la industria.

Hoy no vemos casettes, vemos Spotify, entonces ¿por qué una serie dedicada a los 90? y ¿cómo participan ustedes? 
Héctor (H): Uno va a llegando a nuevas épocas y empieza la nostalgia por las anteriores. Y los 90 se caracterizaron por la situación política y la convulsión social; el tema del narcotráfico; las bombas, y también porque arrancó todo el movimiento del rock en español. Hubo mucha efervescencia, entonces eso es un insumo muy grande para cualquier serie. Y sobre la trama, que es de una banda que está empezando, durante muchas décadas ha sido similar, y muestra las angustias de cualquier banda, y ahí nos sentimos identificados.

Los 90 son especiales para la música, se sentaron las bases de varios géneros, aparece el pop anglo con los Backstreet Boys, Britney Spears; el Reggae en español; el Grunge; ahí se sentaron las bases de mucha música de hoy; y claramente ustedes. ¿esto se verá en la serie?
Andrea (A): No hemos visto toda la serie, así que lo que abordamos en la banda sonora fue mis 90’s; que fueron increíbles. Ahí conocí a Héctor, abrimos bares, empezamos a tocar juntos y se formó Aterciopelados. Fue un momento en el que toda la vida cambió. Los 90 además tienen el tema de la violencia, las bombas que hacían que uno sintiera miedo de morir en cualquier momento y por eso había un rumba desenfrenada y creativa. En eso nos basamos para la canción. Y tiene que ver con la serie porque todos vivimos esa realidad.

LOS CONTRASTES

  • Luis Germán PeñaDirector de Mercadeo Movistar Colombia

    “Estamos muy orgullosos de presentar nuestra primera serie original que se estrenará en premier online este miércoles 15 de abril a las 8:00 p.m. en el Youtube de Movistar Col”.

Algunos músicos de los 90, e inicios del 2000, dicen que hace rmúsica antes era más complicado que ahora, incluso que si no salían a EE.UU. no había mucha oportunidad. ¿Cómo ven la industria hoy? ¿Es más fácil hacer música?
H: Sí claro. En los 90 se armó una nueva ola de rock en español, pero todo era muy precario. No había ensayadores, o dónde tocar y hasta conseguir los instrumentos era muy difícil. Ahora vemos que hay más posibilidades. Antes teníamos que esperar a que una disquera llamara y pusiera un contrato para que con ese dinero se pudiera grabar en estudio. Ahora con los medios y la tecnología todo es más fácil, por eso hay más grupos y propuestas.

De los 90 para acá, cambiaron las tendencias, Billboard 100 cambiaba cada semana con géneros nuevos. Ustedes ya son un grupo de tres décadas, ¿cómo se reinventan?
A: Vamos fluyendo con lo que pasa. Hay un compromiso musical, artístico y estético que disfrutamos y esa es la base. Pero han ido cambiando los soportes, la manera de comunicar y ahí nos vamos acomodando porque seguimos teniendo cosas que decir. Ese es el asunto. Expresarse y comunicarle a la gente sigue siendo importante, así que uno se las ingenia, busca maneras nuevas y se adapta a lo que está pasando. Yo soy muy introspectiva, pero Héctor está muy conectado con la nueva música y los arreglos tienen que ver con esa actualidad. Es como vestir de actualidad un proceso que tiene tres décadas.

Recientemente vimos que el gasto de los colombianos en música es muy bajo, menos de US$1 por año. ¿Cómo ven el consumo? ¿Qué falta para que mejore si hay buena música made in Colombia?
H: Falta algo de cultura, de apoyar a los grupos, de asistir a los conciertos, cosas que sí se veían en países cercanos. Pero hemos visto que la relación con la música empieza a cambiar, y la manera de acercarse a los artistas también. Hoy contamos con estos grandes lugares donde ocurren los festivales que han venido a reactivar los conciertos en vivo y la música en general. Ha cambiado la manera de relacionarse con la música y de ver a los artistas.

A: Falta además desarrollar el nicho, porque aquí los gustos siguen siendo mayoritariamente masivos. Todos oyen lo que está de moda, Jbalvin, etc, pero el nicho que en otros países, como EE.UU. y México, es muy valorado y funciona muy bien en el mercado, acá es pequeño. Falta iniciativa y más crítica del oyente.

¿Y cómo reinventarse ante una situación como la del Covid?
A: Hemos visto que todos están con los live, pero yo estoy en el estudio inventando cosas nuevas, me parece que es un momento chévere para componer.

H: Nosotros como grupo, que vive de las giras, estamos parados, tenemos un colchón y podemos aguantar mientras todo se reconfigura, sin embargo, veo que hay unas propuestas de hacer live, conciertos, charlas, etc, pero es algo que se está configurando y será chévere ver cómo la creatividad logra salir en este momento a hacer movimientos.