El nuevo jugador del everton, James Rodríguez, tiene las dos transferencias más caras que han logrado los jugadores colombianos en la historia

Jonathan Toro - jtoro@larepublica.com.co

Finalizada la temporada de fichajes de verano, el Everton anunció la contratación del medio campista colombiano James Rodríguez por un periodo de dos años y con posibilidades de extensión.

La nueva adquisición del conjunto inglés pone de nuevo a James en la lupa del fútbol mundial, y no precisamente por sus apariciones desde la banca, sino por su posible próxima salida al campo de juego para inaugurar la temporada de la Premier League donde el Everton se enfrentará al Tottenham Hotspur, que dirige José Mourinho y en el que juega el también colombiano Davinson Sánchez.

Los días oscuros para Rodríguez parecen llegar a su fin, sin embargo la entrada al equipo de los ‘Toffees’ significó una importante caída de su precio en el mercado de fichajes, pues pasó de costar unos US$82 millones, cifra que pagó el Real Madrid al Mónaco en 2014, a ser fichado por US$26,33 millones en esta última transacción.

LOS CONTRASTES

  • Norman CapuozzoCEO de Go Pro Sport Management

    "Los agentes tenemos la responsabilidad de evaluar si el club cumple con todas las expectativas del jugador y si contribuye a su crecimiento deportivo y el de su país”.

  • Faustino AsprillaEx jugador de la Selección Colombia

    “Creo que el mejor rendimiento de James es jugando detrás del ‘9’, aunque en la liga inglesa va a tener que estar un poco más retrasado y aprovechar su zurda”.

A este listado se suma, el fichaje de Radamel Falcao García, que en dos ocasiones ha protagonizado millonarios traspasos. En 2014, el Mónaco pagó por el ‘Tigre’ US$47,33 millones, mientras que dos años antes el Atlético de Madrid, había pagado US$44 millones para llevárselo del Porto.

Estas cifras son similares a las que alcanzó Jackson Martínez cuando jugó en la súper liga china con el Guangzhou. En ese momento el chocoano se metió en el top cinco de las transacciones más costosas con US$46,20 millones. En la posición número seis, si se mira por valor de la transacciones, entra Davinson Sánchez, cuando fue transferido al Tottenham por US$44 millones en 2017.

Cerrando el listado de los 10 fichajes más costosos de los jugadores colombianos, y después de la transacción de Martínez al Atlético en 2016, se encuentra el fichaje de Carlos Bacca, cuando llegó al Milan por US$36 millones, el de Juan Guillermo Cuadrado, al ser reclutado por el Chelsea en 2014, y la compra de Yerry Mina, en su paso también al Everton.

Si se excluyen compras del mismo jugador, entraría también en el listado Jefferson Lerma, cuando pasó del Levante al Bournemouth (US$30,8 millones) y Luis Muriel que llegó al Sevilla del Sampdoria por US$26,9 millones.

Comparación con las compras de la década de los 90

Para final de los 90, jugadores como Juan Pablo Ángel, Iván Ramiro Córdoba y Faustino Asprilla encabezaron la lista de los jugadores nacionales más costosos en el mercado, sin embargo, las cifras del fútbol en ese momento no eran comparables. Ángel por ejemplo, fue fichado en 2001 por el Aston Villa por US$15,84 millones, cifra que si se trae a valor presente representaría cerca de US$25 millones. En la lista le seguiría el pago del Inter por US$15 millones por Córdoba (US$24,1 millones en valor presente) y en 1996, el Newcastle pagó US$13,9 millones por el ‘tino’, lo que hoy serían casi US$14 millones.

Jonathan Toro
jtoro@larepiblica.com