Hooters lanzará una edición limitada con una salsa dulce y picante.

Laura Neira Marciales - lneira@larepublica.com.co

Las alitas de pollo deshuesadas han ido ganando espacio sobre las alitas convencionales en los menús norteamericanos durante años, y ahora las alitas de cerdo se le están uniendo.

Aunque estos animales no tienen alas, ni pueden volar, esto no ha sido un impedimento para que grandes cadenas como Pizza Hut y Hooters las ofrezcan y busquen satisfacer a sus comensales con bocadillos poco tradicionales como este que se trata de un trozo pequeño de pernil de cerdo jugoso y asado que se baña en diferentes salas y se come de forma similar a las alas de pollo.

El pub y restaurante Flo & Santos de Chicago las han tenido en su menú desde hace ocho años que abrieron y aseguraron que son un éxito. Cinco de estas “alas de cerdo voladoras”, cuestan US$14 y son preparadas con salsa búfalo, bbq o teriyaki.

Nicki Piersanti, gerente general del pub dijo a Bloomberg que “son una venta fácil. Es algo único, algo que puedes compartir”.

Kathleen Hoffman, chef de la distribuidora de restaurantes US Foods Holding Corporation, se unió a este pensamiento al asegurar que es “una fuerte tendencia entre los millennials”. Hace dos años Hooters lanzó las alitas de cerdo, bañadas en una salsa dulce y picante por US$10,99 y según informa Bloomberg, están pensando en venderlas nuevamente.

“Cuando piensas en tener una fiesta de Super Bowl y ver este partido, las alas son una parte crítica”, argumentó Marianne Radley, directora de marca de Pizza Hut.

Así mismo, explicó que la pizzería está promoviendo la venta de alas deshuesadas, por lo que desde octubre las agregaron a su menú por US$5 y esperan superar las ventas del Super Bowl 2018.

Sean McVay es la clave de Los Rams

Sean Mc Vay, el entrenador de Los Angeles Rams, hará historia este año. McVay, de 33 años, es considerado el coach más joven que ha dirigido a un equipo al encuentro deportivo más importante del año.

Los Rams se están preparando para enfrentarse con los New England Patriots el próximo 3 de febrero en Atlanta. La victoria del equipo de McVay, le daría el récord del más joven en levantar el Trofeo Vince Lombardi y le quitaría el puesto a Mike Tomlin, entrenador de los Pittsburgh Steelers, quien tenía 36 años cuando su equipo ganó la final en 2009.