En una rueda de prensa previa al Abierto de Australia, el ex número 1 del mundo explicó entre lágrimas que no se ha recuperado satisfactoriamente de su cirugía de cadera.

Andrés Octavio Cardona - acardona@larepublica.com.co

El tenista británico Andy Murray ex número 1 del mundo, pero actualmente en el puesto 230° del ranking ATP, comunicó en rueda de prensa previa a su participación en el Abierto de Australia que se retirará este año de la competición oficial y que espera aguantar hasta Wimbledon, aunque reconoció que el torneo en Australia podría ser su último torneo.

Murray, tres veces ganador de un torneo de Grand Slam, se retiró  justamente hace un año del abierto oceánico para someterse a una operación de cadera y se reincorporó en junio, en el torneo de Queen's en Londres.

Sin embargo, su recuperación no ha marchado como esperaba y debido a los intensos dolores tras la cirugía declaró que no se considera en capacidad de seguir compitiendo al más alto nivel.

"No me encuentro bien. Llevo mucho tiempo que me cuesta jugar y llevo con dolores en los últimos 20 meses. He hecho todo lo que he podido para intentar recuperar mi cadera y nada me ha ayudado. Donde me gustaría poner fin a la competición es en Wimbledon, pero no estoy seguro de que vaya a poder hacerlo", explicó Murray.

En primera ronda del Abierto de Australia, el británico deberá enfrentarse al español Roberto Bautista Agut, número 23° del mundo.