jueves, 20 de diciembre de 2012
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Lina María Ruiz J. - lruiz@larepublica.com.co

El mar, la arena y el sol suenan como elementos perfectos para el fin de año; pero esos destinos son tan cotizados, que no son muy recomendados para escapar del ajetreo urbano.

Pitos de trancones son reemplazados por el bullicio del turismo masivo, y el jet set volcado a las playas. Pero no se preocupe. Si lo que usted necesita es tranquilidad y relajación, hay salidas para disfrutar sus vacaciones a plenitud, en un paisaje de arquitectura colonial y callecitas enmarcadas de montañas.

A un lado las ciudades altamente turísticas. LR le presenta sitios escondidos en las entrañas de Colombia que ofrecen una variedad de planes y recorridos. Promesa de unas vacaciones reservadas y diferentes, con una total desconexión. Oportunidad para enriquecerse de la cultura propia colombiana, descubrir nuevas gastronomías y disfrutar de sitios llenos de magia ancestral.

Marcela Rodríguez, de Parques Nacionales, dice que “En el país hay lugares donde se puede vivir una experiencia de contacto con los innumerables bienes patrimoniales que se funden en una gran oferta turística. Un verdadero destino de naturaleza, folclore, gastronomía, artesanía y música”.

Además, son pueblos ricos en turismo de naturaleza. Según el Fondo Nacional del Turismo, “Colombia se destaca en el contexto mundial por ser el segundo país en el total de especies conocidas, quinto en recursos naturales y 12 en número de áreas protegidas”.

Barichara, Santander
Es considerado el pueblo más bonito de Colombia. Sus construcciones de paredes blancas, bañadas por las luces de sus calles, hacen que caminar en las noches sea una experiencia que parezca extraída de un cuento. Ofrece artesanías, deportes extremos y gran variedad gastronómica.

Monguí, Boyacá
Está ubicado a 97 Km. de Tunja, cuenta con la arquitectura más monumental del siglo XVII, dentro de los que se resalta la iglesia y convento (actualmente Museo) en piedra sillar. Fue declarado hace algunos años el pueblo más hermoso del departamento.

Santa fe de Antioquia
Es considerado como uno de los pueblos que mejor relata la historia de Colombia. La tranquilidad recorre sus calles, rodeadas de hermosos paisajes y una majestuosa arquitectura de la época colonial. Ofrece una gran variedad de restaurantes típicos.

Mompox, Bolívar
Es uno de los pueblos del patrimonio cultural del país. Fue concebida como un lugar paradisíaco. Además de inspirar los escenarios literarios en que se expandió la imaginación de Gabo, Mompox está poblada de hostales de fantasía.

Salento, Quindío
Es todo un paraíso ecológico en medio de los verdes cafetales quindianos. Ofrece diferentes actividades turísticas, como caminatas ecológicas, cabalgatas y de campismo. Además, tiene gran variedad de hostales y cabañas.

San Agustín, Huila
Es considerado un destino mágico. Su Parque Arqueológico es el único lugar del mundo destacado por las 500 imponentes estatuas en piedra talladas de acuerdo con la mitología de los escultores indígenas. Un lugar ideal, lleno de misterio, cultura y recuerdos.

Guatavita, Cundinamarca
Posee la belleza de los pueblitos de la colonia española de hace más de 200 años. La laguna de Guatavita, escenario de la leyenda del Dorado, tiene algo especial que encanta a sus visitantes. Se dice que en el fondo están los tesoros que los Muiscas lanzaban a sus dioses.

La opinión

Juan Leonardo Correa
Presidente de Cotelco

“El Gobierno y los gremios del sector han hecho un esfuerzo importante por promover el turismo interno, dando mayor fuerza a destinos que cuentan con un gran potencial turístico”.