La aclaración se hace luego de que el jugador argentino estrella del Barcelona no se presentara a practicarse las prubeas de covid-19

Reuters

La Liga dijo el domingo que el contrato de Lionel Messi con el Barcelona seguía vigente, días después del impactante anuncio del argentino de que quiere dejar el club y horas después de no haberse presentado a un examen médico de pretemporada.

La decisión de Messi, de 33 años, de no presentarse a los controles deja de manifiesto su intención de abandonar el club en el que pasó toda su carrera.

El órgano regulador dijo que la única forma en que Messi puede irse sin el consentimiento del club es activar una cláusula de rescisión de US$833 millones.

"En cumplimiento de la normativa aplicable, y siguiendo el proceder que corresponde en estos supuestos, La Liga no efectuará el trámite de visado previo de baja federativa al jugador si no ha abonado previamente el importe de dicha cláusula", dijo el órgano en un comunicado.

Imágenes de Reuters mostraron a los jugadores arribando para las pruebas de coronavirus el domingo por la mañana, pero Messi no apareció. Debía estar en el campo de entrenamiento del Barcelona a las 10:15 hora local, pero una fuente del club confirmó a Reuters que no había llegado.

La postura de La Liga es un golpe para las esperanzas de Messi de una salida rápida y para los clubes que desean ficharlo.

El Manchester City es el favorito, lo que permitiría a Messi vincularse con su exentrenador del Barcelona ​​Pep Guardiola, pero incluso el club propiedad de Abu Dabi podría encontrar la ficha de US$833 millones, más el enorme salario de Messi, un factor decisivo.

Messi, que ha ganado más de 30 trofeos con el club español y ha marcado más de 600 goles, gana alrededor de US$1,1 millones a la semana.

El argentino informó el martes al club que desea irse de inmediato, lo que sumió al Barça en una nueva crisis menos de dos semanas después de su humillante derrota por 8-2 en la Liga de Campeones ante el Bayern Munich.

Los abogados de Messi planean invocar una cláusula en el contrato de cuatro años, firmado en 2017, que le habría permitido salir gratis del club si lo hubiera solicitado antes del 10 de junio.

Argumentarán que esa fecha, en la que iba a terminar la temporada, es ahora irrelevante después de los retrasos provocados por la pandemia que llevaron a la prolongación de la temporada y a que el equipo jugara hasta el mes de agosto.