Un estudio reveló las nuevas expectativas de los turistas, dentro de las que se encuentran las experiencias personalizadas y el apoyo a lo sostenible

Lina Vargas Vega - lvargas@larepublica.com.co

El turismo es una de las industrias más golpeadas económicamente por la pandemia, y aunque la reactivación del sector ya es un hecho, la última investigación sobre viajes de Euromonitor reveló que la recuperación del sector podría tardar como mínimo tres años para volver a cifras precovid.
La empresa también publicó información sobre el impacto del virus en las actividades turísticas, el cambio en el comportamiento de los viajeros y las nuevas alternativas que tienen las organizaciones que quieran entrar a competir en este mercado.

Dentro de las tendencias que van a disminuir se encuentra el turismo masivo, los mega cruceros y las alternativas no sostenibles. Por su parte, el turismo de naturaleza y de bienestar, los glampings y las experiencias personalizadas estarán entre las más demandadas; además empezará a jugar un factor determinante para los consumidores la sostenibilidad.

Según el informe, 76% de las personas espera estar más preocupado por el turismo sostenible después de la pandemia y 51% va a preferir acomodaciones eco amigables y empresas de todo el mundo ya buscan iniciativas para satisfacer esta demanda. De esta manera, se estima que 53% planea invertir en soluciones energéticas en los próximos cinco años y 57% desea invertir en mejora de desperdicios en el mismo periodo.

También el informe revela cifras alentadoras para los mercados nacionales, pues afirma que 57% de los consumidores apoyará negocios locales y comunitarios. Para la industria colombiana es una gran noticia, pues desde el 28 de julio, el Decreto 1076 abre las puertas a la reactivación del sector turístico de acomodación, sujeto a las disposiciones de los alcaldes y gobernadores.

Gustavo Toro, presidente ejecutivo de Cotelco, habló con LR de las posibilidades turísticas del país después del Decreto, y explicó que “los núcleos familiares ya pueden desplazarse por el país, atendiendo las recomendaciones de bioseguridad, tanto las de los carros particulares como las que estén estipuladas por los alcaldes en sus municipios. Adicionalmente, la noticia de la apertura de 15 conexiones de Bogotá con el resto del país es muy importante para la reactivación del transporte aéreo que es fundamental para sortear las dificultades que estamos pasado”.

Estas noticias hacen que los colombianos ya piensan en viajar como una posibilidad. Según el portal Viajala, que realizó una serie de encuestas a 3000 usuarios de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México y Perú, en mayo 41% de los encuestados no tenía ni idea de cuándo podría ser su próximo viaje, sin embargo, en julio ese porcentaje se redujo a 25%. Adicionalmente, el número de participantes que cree que podrá viajar a finales de este año pasó de 43% a 49% mientras que los que apuestan por viajes nacionales en enero de 2021 subieron de 17% a 26%.

“Hemos estado monitoreando las respuestas de los usuarios durante la cuarentena para observar en qué punto la reacción se volvió más optimista”, explicó Thomas Allier, CEO de Viajala. “El momento de inflexión fue en julio, cuando la pandemia estaba en su punto máximo en América Latina y las posibilidades de vacunas comenzaron a ser más reales”.

Aunque fue un año duro para el turismo, las posibilidades de crecimiento son esperanzadoras y todo indica que lo local será la primera opción de los hogares colombianos cuando decidan viajar y poco a poco se empiecen a abrir las puertas de los empresarios del sector.