Se pueden hacer catas, incluso, con maestros en el exterior; sin embargo, hay que tener ciertos cuidados antes de agendar estas experiencias

Margarita Coneo Rincón - mconeo@larepublica.com.co

El café colombiano es uno de los productos que más representa al país en el exterior por su excelente calidad, sin embargo, un gran número de consumidores nacionales no saben cómo degustar un buen café o identificar sus propiedades al probarlo, como sí podría pasar con otras bebidas como el vino.

El origen del café, el nivel de tueste, su tipo y otras propiedades se pueden identificar por medio de una cata de café, una experiencia en la que la persona debe abrir sus sentidos como el olfato y el gusto para poderlo lograr el éxito. Actualmente hay muchas experiencias en internet por medio de las cuales se puede aprender catar un café, por eso le recomendamos cinco.

LOS CONTRASTES

  • Mathieu ColombierEmbajador de Nesspreso y barista

    “Cuando el producto que se va a catar no es homogéneo, puede haber diferencias en los sabores; por lo que creo que las catas online deben estar enfocadas al aprendizaje cultural e histórico”.

“Es muy recomendable hacer catas online, incluso si es la primera vez, pero hay que definir muy bien el objetivo, porque si se busca es aprender a catar desde una perspectiva sensorial, es muy difícil. El café tiene que prepararse y los métodos de preparación para que la bebida sea buena son complejos; para mí si el objetivo es realmente desarrollar aptitudes sensoriales de catación no es buena idea hacerlo online porque la bebida que todos probarán no es homogénea”, explicó Mathieu Colombier, barista y embajador de Nespresso en Colombia.

Colombier agregó que las catas de cafés son mucho más interesantes en el sentido online si se enfocan en temas culturales y académicos en los que se use la degustación o cata del café como un valor agregado, más allá de lograr aprender las características puntuales del café en boca y nariz, pues no será el mismo para todos.

Ahora bien, en esos términos académicos y teóricos el café tiene mucho por decir. Esta bebida tiene más de 10 orígenes principales en todo el mundo que lo producen de excelente calidad, entre estos, Colombia. Sin embargo, únicamente son dos tipos de café, el arábico y el robusta provenientes de Egipto y el Congo, respectivamente.

En Bogotá varias cafeterías hacen catas en las que le envían a la persona un kit con el café que necesita para la experiencia y algunos materiales como es el caso de Catación Pública que tiene un café, su propia marca y además hacen catas online grupales y corporativas.

De igual forma algunos baristas premiados de todo el mundo dictan clases online para hacer catas privadas que pueden durar un promedio de 40 minutos; para estas no hay que pagar, pues son transmisiones en vivo, por ende no son personalizadas.

Con maestros cafeteros desde México

México es uno de los mayores productores del café del mundo, el café de este origen es característico por tener un aroma delicado y poca acidez. Esta experiencia es ofrecida por Airbnb en asocio con Borola Café, una de las cafeterías especializadas más emblemáticas de la Ciudad de México. La experiencia dura 60 minutos, se hace en grupos de máximo 10 personas y cuesta en promedio $36.000 por persona; se enfoca en la atención plena al café, características de sabor y conexión con el café.

De la mano de un experto productor nacional

Se trata de una experiencia de 60 minutos con productor, catador y barista de café colombiano que tiene espacios diseñados para máximo 10 personas en los que se habla en inglés o español y se aprende a preparar un café por medio de dos métodos de extracción, las propiedades de los resultados de estos métodos, una introducción al café colombiano de origen y consejos a tener en cuenta al momento de comprar. La inscripción cuesta un promedio de $25.000 por persona y tiene varios horarios.

Catación Pública, una opción de plan con los amigos

“Buscamos que las personas tengan un acercamiento a los cafés de calidad, que entiendan, aprendan e incorporen la diferencia entre cafés de buena y mala calidad. Son catas cortas que duran en promedio 45 minutos y se hacen para grupos de más de cinco personas. Hacemos un kit para cada plan en el que se envía el paquete del café Catación Pública y los elementos para hacer la catación”, explicó Ana María Duque, directora de educación de Catación Pública. La cata cuesta poco más de $90.000 por persona.

Experiencias sensoriales con el café de Juan Valdez

“Realmente nosotros ofrecemos es una experiencia sensorial puesto que una catación requiere de unos ambientes y espacios acordes para la perfilización de un café y Juan Valdez lo que busca en la experiencia sensorial es enseñar acerca la institucionalidad cafetera y lograr que el consumidor conozca e identifique el gusto personal de su café” , explicó la marca. Para acceder a la experiencia, se debe solicitar en comercial.jv@juanvaldezcafe.com y el precio varía entre $30.000 y $100.000.

Arte y Pasión Café, para quienes aman la variedad

La tienda de café ahora tiene unos kits especiales para regalos que incluyen algunos utensilios para preparar café como un barista profesional y además bolsas de los mejores cafés colombianos de origen. Estos kits vienen acompañados de cursos para aprender a preparar y degustar el café; sin embargo, también hacen catas bajo agenda que toman aproximadamente una hora con un enfoque académico y sensorial; el precio de estas depende del número de personas interesadas, la fecha y los horarios.