.
OCIO

Así luce el coche bar que va a Machu Picchu

miércoles, 10 de agosto de 2016
Foto: Diario Gestión
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Ripe

El coche bar Observatorio del Belmond Hiram Bingham que va a la ciudadela inca de Machu Picchu en Cusco se ha renovado con un nuevo concepto.

Este cambio tiene un concepto distinto al de los coches comedor, convirtiendo este espacio en un lugar más distendido y moderno, con un esquema de color diferente en donde el viajero podrá pasar cómodamente gran parte del viaje.

Los nuevos colores que predominan en el diseño de este coche, son el beige de las cortinas y el verde militar del sofá, manteniendo el esquema de los tejidos a mano y la textura de los tapices que lo caracteriza, sin dejar de lado la elegancia que rodea todo el tren.

El tapiz del techo y los sillones, han sido cambiados por unos más modernos, los detalles de bronce en el pasamano del bar resaltan por su brillo y ahora contamos con nuevas mesas móviles con base de bronce y mármol, que le dan al coche un aire innovador con el estilo elegante y sofisticado que caracteriza al Belmond Hiram Bingham.

La mejora continua que se busca en los servicios, pretende garantizar la experiencia inolvidable en el viaje de nuestros pasajeros; por esta razón, cada cambio realizado refleja el cuidado de los detalles y el lujo con el que se hará cada recorrido a bordo del sofisticado Belmond Hiram Bingham que es operado por PeruRail.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE OCIO

Tecnología 12/07/2024 Fupad y PRM anunciaron el lanzamiento de su nueva campaña ‘Una Labor Con Valor’

Se realizó el lanzamiento de la campaña ‘Una Labor Con Valor’, que es una iniciativa liderada por el proyecto Integrando Horizontes Sostenibles

Turismo 10/07/2024 Conozca algunos de los planes de lujo que puede realizar dentro de La Gran Manzana

Un informe de Deloitte de 2023 indica que el mercado mundial de viajes de lujo experimentará un crecimiento de 45% en los próximos cinco años, alcanzando los US$2 billones