.
INDUSTRIA "Usamos big data para ver los productos más buscados en la plataforma de Frubana"
sábado, 11 de septiembre de 2021

Naoli es la primera marca propia de Frubana, con la que busca entrar al mercado de abarrotes y, en unos meses, al de las proteínas

Diego Andrés Stacey Salazar - dstacey@larepublica.com.co

Frubana, la compañía tecnológica que vende productos de comida y de aseo a los restaurantes económicos, lanzó su primer marca propia, Naoli, que por el momento cuenta con tres productos de abarrotes. LR habló con María Alejandra Chaves, Head de Marcas Propias de Frubana, quién habló de Naoli y de sus metas para el futuro.

¿Qué es Naoli?

Naoli es una marca creada específicamente para los restaurantes económicos, en la que ofrecemos los productos indispensables en sus platos. En este momento tenemos arroz, aceite y granos. Nuestra marca tiene una diferencia de 7% a 10% por debajo del precio del mercado, comparada a marcas líderes.

¿Cómo logran este bajo precio para sus productos?

Hay dos puntos importantes. El primero es la eficiencia que tenemos como plataforma a lo largo de toda la cadena de abastecimiento. El segundo es que, cuando compramos el producto, nuestros proveedores no tienen que pagar el marketing, sino que nos venden su materia prima directamente.

¿Cómo escogieron los productos para la marca?

Como somos una plataforma de tecnología, tenemos acceso a más de un millón de órdenes hechas por más de 40.000 clientes en toda Latinoamérica. Cuando procesamos esa información, tomamos la decisión de sacar los productos más acertados para nuestro segmento de clientes. Usamos el big data para este proceso, en el que evidenciamos que el arroz, el aceite y los granos son los productos más buscados en Frubana.

¿Cuánto ha invertido la compañía en esta nueva marca?

Con la misma plataforma hemos promovido la marca. Tenemos los espacios en redes sociales y en nuestra página web para la publicidad sin necesidad de tanto gasto. La inversión ha sido óptima porque no hemos tenido que hacer grandes esfuerzos en marketing.

¿Cuáles metas espera cumplir la marca a final de 2021?

En categorías de commodities y de canasta familiar podemos llegar hasta 50% de participación de mercado.

A final de año esperamos tener más de 20 productos de marca propia circulando en la categoría de abarrotes y de aseo. En tamaño de mercado hay una gran oportunidad de restaurantes económicos de más de US$100.000 millones en toda Latinoamérica. De todo lo que los restaurantes económicos compran, 23% son productos de abarrotes y de aseo.

LOS CONTRASTES

  • Fabián GómezCEO de Frubana

    “Para el desarrollo de Naoli nos apalancamos en big data para crear productos a la medida de los corrientazos, que son nuestros principales clientes”.

¿Los productos de aseo se van a lanzar bajo Naoli?

Todo lo que venga en abarrotes va a ser en Naoli. Este año sacaremos una nueva para el aseo. El otro año viene una marca de proteínas y otra para perecederos como leche, queso y huevos. En total tendremos cuatro marcas propias.

¿Con cuántos proveedores trabajan y cómo los escogieron?

Trabajamos con tres. Uno para el aceite, otro para el arroz y uno para los granos. Convocamos a las empresas que creyeron en Frubana desde un primer momento e hicimos una estrategia de negociación a las compañías locales.

¿Por qué empezaron con la marca en Colombia?

En Colombia nació nuestra compañía y tenemos más experiencia en este mercado. Estamos construyendo un equipo en México y en 2022 será en Brasil.

¿Cuáles otros productos de abarrotes quieren ofrecer?

Vamos a complementar la categoría de arroz. De nuevos productos, brindaremos aceites sólidos y harina, especialmente para los panaderos. También están los restaurantes de comidas rápidas, por lo que las salsas podrían ser nuevos productos.

MÁS DE INTERNET ECONOMY

Bancos 20/09/2021 Una transformación real del sector bancario

Al virtualizar las interacciones, es necesario encontrar mecanismos que permitan mantener la misma seguridad y oferta de valor independientemente del canal, sea virtual o presencial

MÁS INTERNET ECONOMY