.
TECNOLOGÍA

Un dilema: urgencia versus importancia

jueves, 22 de junio de 2023

Coincido con la expresión relacionada con que la inteligencia artificial se encuentra en las primeras etapas de transformación de prácticamente todas las industrias, servicios y productos. esa es la realidad

Juan Pablo Ruiz

Aquellos que han experimentado momentos de alta carga laboral, en los que pareciera que todo lo que hay por hacer es de carácter prioritario, seguramente están familiarizados con la expresión: “lo urgente no, necesariamente, es lo importante”, que se usa para llamar a la calma y señalar la diferencia que existe entre lo verdaderamente estratégico y el simple trámite que requiere de una atención oportuna.

Esta frase, que podría tomarse como una obviedad por algunos, tiene un trasfondo psicológico que el académico y autor de varios best sellers, Robert Cialdini, explicó hace algunos años en su libro: Pre-suasión. En este, de una manera muy pedagógica, el experto habla sobre la tendencia irracional que tenemos los seres humanos de darle niveles injustificados de importancia a aquello a lo que se le presta atención; de forma que, en otras palabras, se confunda fácilmente lo urgente con lo importante.

¿A qué viene este tema? Pues bien, hace unos días, mientras leía en el Wall Street Journal la opinión de varios líderes empresariales de las compañías más importantes a nivel global -Amazon, Meta, Apple, Alphabet y Caterpillar, entre otras- sobre lo que será este 2023, me acordé de dicha expresión al ver cómo algunos CEO están viendo más allá del desafiante contexto macroeconómico y cómo otros, quizás por la naturaleza de su industria, se están centrando es en cómo sobrellevarlo.

Ante esto, y sin el ánimo de minorizar retos mayúsculos como lo son la inflación, la tensión internacional, los efectos de la pandemia y la incertidumbre macroeconómica, quisiera detenerme brevemente en aquellos empresarios que de alguna manera ya se están adelantando a la próxima revolución industrial: la inteligencia artificial (AI).

En palabras de Lisa Su, CEO de la tecnológica estadounidense, AMD, la inteligencia artificial “se encuentra en las primeras etapas de transformación de prácticamente todas las industrias, servicios y productos”; un punto de vista que yo, personalmente, considero que corresponde a la realidad y que permite dimensionar la magnitud del cambio que recién empieza a gestarse.

¿Por cuánto tiempo seguirá el modelo tradicional de las universidades?, ¿podrán competir los costosos esquemas de pregrado de 4 o 5 años con la educación práctica y en línea para manejar las nuevas herramientas digitales?; ¿qué pasará con el mercado laboral?; ¿se mantendrá la edad de jubilación?; ¿vale la pena que las empresas sigan invirtiendo en infraestructura física?; ¿estamos ante el fin del servicio al cliente mediado por humanos?

Estos interrogantes, que apenas recogen una pequeña parte del sentimiento generalizado que ha despertado el auge de ChatGPT, de OpenAI; y de Bard, por parte de Google, obliga al aparato productivo de los diferentes países a pensar muy bien en si están atendiendo lo urgente a costa de lo importante.

Así las cosas, por si todavía es escéptico de la afirmación de Lisa Su, vale reflexionar sobre cómo hace tan solo 2 o 3 décadas atrás elementos como el internet, la telefonía inalámbrica, las redes sociales y los smartphones, por mencionar algunos ejemplos, pasaron de ser ideas incomprendidas y poco tangibles a marcar un capítulo sin precedentes en la historia moderna de las civilizaciones.

Hoy, ante el golpe en la mesa que dan los nuevos desarrollos tecnológicos, se abre una nueva ventana de oportunidad que está al alcance de aquellos que logran lidiar con el complejo panorama económico global, mientras, en paralelo, entienden la incidencia transversal que podría tener la inteligencia artificial (AI) y el metaverso.

Por supuesto, como esto hasta ahora empieza, no se puede concebir como un panorama binario, de blanco o negro; acá la clave es entender que cualquier aproximación cuenta, siempre y cuando, se tenga presente la distinción entre lo urgente y lo importante, y, sobre todo, se trabaje en pro del principal activo empresarial: las personas.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE INTERNET ECONOMY

Educación 16/06/2024 Estudiantes siguen prefiriendo un profesor real en vez de aprender con la inteligencia artificial

De acuerdo con un estudio realizado por Preply, siete de cada 10 estudiantes reconocen la importancia de la interacción humana en la educación