La empresa, enfocada en ofrecer viajes sorpresa, tiene paquetes desde $500.000 hasta de $25 millones

Laura Fernanda Bolaños R. - lbolaños@larepublica.com.co

Cuando se viaja, el factor sorpresa puede ser determinante al decir “fue o no el mejor viaje”, por eso, varias entidades como agencias de viajes o plataformas de turismo incluyen en sus paquetes todo tipo de experiencias. Pero ¿qué diría si todo su viaje fuera sorpresa? Este es el enfoque de la plataforma Escappy, encargada de crear viajes personalizados. Miguel y Julián Páez, sus creadores, hablaron con LR sobre el modelo y sus expectativas.

¿Cómo nace la idea de Escappy?

Nació porque Miguel hizo una maestría en Barcelona y el director de la tesis era el CEO de Waynabox, que es pionero en este formato de viaje. Él probó este formato en Europa y luego decidió traerlo. En Colombia somos mucho más desconfiados, por lo que romper esos estigmas es uno de los mayores retos.

¿Cómo funcionan los paquetes que ofrecen?

Con los viajes tradicionales hacemos lo que tú cotizas. Es decir, cada usuario decide qué le gusta del plan y se perfilan para eso. En los viajes sorpresa es diferente. Se hace todo el proceso de perfilamiento y el usuario paga. Después de que paga, se muestran ciertas cosas del destino y mandamos pistas, hasta que viajan y deciden si quieren saber el destino un mes antes, una semana, un día antes e incluso el mismo día.

Una agencia tradicional lo que hace es ofrecerte un plan en el que tú te adaptas. Nosotros hacemos lo contrario. Entendemos primero tus deseos y te ofrecemos un plan hecho para ti.

¿De cuánto es el ticket promedio?

Para viajes nacionales está aproximadamente en $1,3 millones y de $3 a $6 millones para internacionales.

¿Cuántos viajes se hacen mensualmente o anualmente?

Empezábamos con un viaje mensual, dos viajes, cinco viajes. Luego tras participar en programas de aceleración, empezamos ya a tener mucha más tracción. Depende mucho de la temporada y es muy estacional, pero hay meses que vendemos 20, aunque en promedio ya son 30 mensuales.

Y de esos 30, ¿cuántos son internacionales? y ¿cuál es la meta?

Ahora, la gran mayoría. Nosotros empezamos solo con viajes sorpresa, solo viajes a nivel nacional y esto es lo más difícil de posicionar. En este momento los viajes internacionales representan más o menos 80% del total.

Nuestra meta es lograr llegar a 55 viajes mensuales al finalizar el año y queremos enfocarnos en potenciar los viajes de extranjeros a Colombia, el turismo nacional.

LOS CONTRASTES

  • Juan Francisco Muñoz CEO de Amadeus Colombia

    “Cualquier forma creativa de enfocar el turismo será positivo porque despertará en las nuevas generaciones esa curiosidad por viajar y conocer nuevos lugares a través de la tecnología”.

¿Cómo empieza todo ese proceso de perfilamiento?

Nuestro desarrollo tecnológico es muy fuerte. Hacemos la mayoría de procesos a nivel digital, pero siempre hay un contacto con el cliente, porque a fin de cuentas es el cliente quien le compra a una persona, no a la empresa.

¿Cuáles son los destinos más populares en ventas ?

A nivel nacional son Isla Palma, en el Archipiélago de San Bernardo, Isla Roots e Isla Múcura. También está Kiparate en el Pacífico colombiano.

En los destinos internacionales es interesante ver que normalmente para el primer viaje de una persona a Europa nos pide París. En general, la mayoría han pedido Islas Griegas. Casi todas las solicitudes que proceden de viajeros internacionales son para destinos como Islas Griegas y, en Turquía, Capadocia.

El segundo es la Riviera Maya, que no es Cancún sino Tulum, Bacalar, Cozumel y San Martín. El tercero que se está empezando a mover también por el tema del Coronavirus es hacia Suramérica.

¿Han visto que en estos últimos meses han disminuido los viajes por el Covid-19?

Lo que nos está pasando es que los destinos hacia Suramérica están aumentando. Hicimos viajes a la parte asiática: Indonesia y Tailandia, y también Holanda. Y ahora, con lo que está sucediendo, varios están decidiendo cambiar fechas y hasta destinos. Pero el miedo está ahí y ya mucha gente decide no viajar.

¿Cómo está el turismo colombiano frente a la tecnología?

Hay que reinventarse, dinamizar muchísimo más el turismo y la importancia en el tema de la tecnología. Va a ser uno de los mercados más interesantes con el tiempo y está empezando a crecer. La tecnología debe ser la clave del sector turístico.

¿Cuáles son los precios mínimos y máximos de un viaje por Escappy?

Pueden ir desde $500.000 por persona hasta un máximo de $25 millones, que ha sido el más caro y fue un mes por varias partes de Asia.

¿Cuáles son sus principales clientes?

Nosotros empezamos por el gusto de los aventureros, con los universitarios más o menos entre 18 y 24 años. Ellos tienen el chip un poco diferente. Luego tenemos a los jóvenes que empiezan su vida laboral; más o menos entre los 25 y 35 años.

Al hacer segmentación, 50% de los clientes es universitario, 40% corresponde a los que están entre 25 y 35 años y el restante es de extranjeros y pensionados.