.
TECNOLOGÍA

Los números de las tiendas de aplicaciones que llaman la atención de los gobiernos

sábado, 18 de mayo de 2024

Cifras de las tiendas de aplicaciones

Foto: Gráfico LR

Si se suma la participación de iOS y Android en el mercado global reúnen casi 100%; y si se mira la oferta de apps, sus tiendas compilan 4,5 millones de aplicaciones

Los smartphones generaron una competencia por cuál es la marca que más dispositivos vende, pero hay una “pelea” por cuál es el sistema operativo que lidera el mercado. Apple, con sus teléfonos tiene una considerable participación, pero Google, pese a que no comercializa tantos dispositivos, sí tiene el software más usado en el mundo.

El problema es que estas dos empresas tienen el monopolio de los sistemas operativos, y ha despertado cierto interés por parte de los gobiernos, especialmente por la cantidad de dinero que mueven las compañías a través de los softwares.

Solo para hacerse una idea, en 2022 Apple ganó US$27.000 millones y Alphabet, la propietaria de Google, obtuvo US$13.000 millones por comisiones que se cobran a partir de las transacciones que se realizan en las aplicaciones, según las cifras de Sensor Tower.

Estados Unidos, Japón, Reino Unido y Francia son los países que más dinero gastaron en este tipo de compras digitales.

Dichas comisiones surgen por transacciones como compra de aplicaciones, suscripciones, adquisición de paquetes para videojuegos, entre otras. Aunque las compañías no revelan las cifras sobre estos cobros, según The Economist, se estima que Apple y Alphabet cobran 30% sobre la venta de estos productos digitales.

A cambio de sus comisiones, Apple y Alphabet ofrecen servicios a los desarrolladores de softwares, especialmente a los más pequeños, como revisar nuevas aplicaciones en busca de errores y sistemas maliciosos, lo que da confianza a los consumidores.

Por ejemplo, Oppo usa Android como sistema operativo en sus dispositivos. Según Juan Maldonado, mánager de comunicaciones de la empresa en Colombia, los sistemas de Google permiten que los usuarios puedan disfrutar de los dispositivos con más facilidad.

“La experiencia de usuario para Oppo es primordial, por ello nuestro sistema operativo, ColorOS, está sincronizado con las versiones más recientes de Android. Complementamos esta experiencia al preinstalar las aplicaciones de Google más populares en nuestros smartphones, eliminando así la necesidad de descargas adicionales”, explicó Maldonado.

LOS CONTRASTES

  • William TorresResponsable de producto de Motorola Colombia

    “Play Store nos permite tener actualizaciones automáticas y recomendaciones personalizadas, lo que mejora la experienciade los usuarios”.

Según los datos de Statcounter, la tienda de aplicaciones de Google ofrece cerca de 2,7 millones de apps, mientras que la App Store de Apple ofrece alrededor de 1,8 millones.

En parte, la ventaja del sistema operativo de Google es que lo usan más marcas, mientras que el de Apple solamente lo usan los iPhone.

Nuestros dispositivos Motorola cuentan con Play Store porque es considerada una de las mejores tiendas de aplicaciones, además de ser nativa del sistema Android, tiene una amplia selección de aplicaciones que van desde juegos hasta herramientas de productividad”, dijo William Torres, responsable de producto Motorola Colombia.

Es por esto que los gobiernos están buscando las formas de romper el monopolio de las dos empresas, por ejemplo, la Unión Europea lanzó la Ley de Mercados Digitales que obliga a las empresas tecnológicas a permitir el uso de otras tiendas de aplicaciones en los sistemas operativos. Japón y Reino Unido están planteando algo similar, incluso, países como India tienen como proyecto lanzar su propia tienda de apps.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE INTERNET ECONOMY

Educación 16/06/2024 Estudiantes siguen prefiriendo un profesor real en vez de aprender con la inteligencia artificial

De acuerdo con un estudio realizado por Preply, siete de cada 10 estudiantes reconocen la importancia de la interacción humana en la educación