.
TECNOLOGÍA

Google lanzó su asistente inteligente Bard y busca hacer competencia contra ChatGPT

martes, 21 de marzo de 2023

El lanzamiento del chatbot Bard fue una respuesta de sus proyectos de inteligencia artificial ante la reciente viralización de ChatGPT

Expansión - Madrid

La compañía abre hoy el acceso en Estados Unidos y Reino Unido a su chatbot basado en inteligencia artificial.

Google ha lanzado Bard, el chatbot de inteligencia artificial con el que quiere retar al popular ChatGPT de OpenAI. La multinacional estadounidense ha abierto el acceso al asistente inteligente a un número limitado de usuarios en Estados Unidos y Reino Unido, que podrán probarlo en inglés. La compañía, que gestionará esta fase mediante una lista de espera, asegura que su objetivo es llevar Bard a otros idiomas y países en el futuro.

Bard es un chatbot con el que se puede conversar mediante texto escrito y que es independiente del popular buscador de Google. El asistente está basado en una versión liviana y optimizada del modelo de procesamiento de lenguaje natural del gigante estadounidense, conocido como LaMDA. En este sentido, Google explica que Bard es una interfaz directa a este modelo de lenguaje que ha sido concebida "como una experiencia complementaria a la búsqueda de Google". Desde Bard se puede abrir el buscador para comprobar sus respuestas o explorar fuentes en la web.

Google se ha visto obligada a acelerar proyectos de inteligencia artificial tras el fenómeno viral de ChatGPT. La compañía anunció a comienzos de febrero su intención de lanzar su propio chatbot conversacional, Bard, que desde entonces ha estado testando de manera interna y conun grupo de "probadores de confianza". La compañía también reveló que su plan es incorporar en su buscador funciones de su modelo de procesamiento de lenguaje natural para brindar respuestas elaboradas. Google asegura que sigue trabajando en integrar estos modelos en el motor de búsqueda.

"Hemos aprendido mucho hasta la fecha probando Bard, y el próximo paso crucial para mejorarlo es tener retroalimentación de más consumidores", explica Google en un comunicado. La compañía indica que estos modelos no están exentos de defectos. "Por ejemplo, como aprenden a partir de una amplia gama de información que refleja sesgos y estereotipos del mundo real, estos a veces aparecen en sus resultados. Y pueden proporcionar información inexacta, engañosa o falsa que presentan con confianza", señala. Aún así, indica que estos modelos tienen multitud de beneficios, como "el impulso de la productividad, la creatividad y la curiosidad humanas".

Batalla entre Google y Microsoft

Google y Microsoft han colisionado en la nueva batalla de la inteligencia artificial generativa, como se conoce a estos modelos capaces de generar contenido original que parece creado por un humano. Microsoft es accionista de OpenAI, y está utilizando su tecnología para dotar a multitud de productos de capacidades de inteligencia artificial. Uno de sus primeros movimientos fue, precisamente, la inclusión de las funcionalidades del chatbot de lenguaje natural en su buscador Bing.

En un intento de retar a Google en las búsquedas, la compañía plantea un nuevo modelo en el que el buscador ofrece respuestas elaboradas además del tradicional listado de enlaces. Además, los dos gigantes han anunciado recientemente la inclusión de funcionalidades basadas en este tipo de inteligencia artificial en sus herramientas de productividad para empresas.

OpenAI ha acercado las posibilidades de la inteligencia artificial generativa al gran público gracias a su chatbot ChatGPT, que puede contestar cuestiones por escrito en lenguaje natural, así como generar contenido original en diversos idiomas y estilos.

La compañía ha anunciado recientemente una nueva versión de su modelo de lenguaje natural, GPT-4, que es la que está empleando Microsoft en las funciones renovadas de su buscador Bing.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA