.
TECNOLOGÍA

El mercado de las casas inteligentes llegará a mover US$313.000 millones en 2027

sábado, 11 de mayo de 2024

La adopción de esta tecnología en los hogares latinoamericanos crecerá de 11,6% de 2024 a 21,4% en 2028.

Foto: Gráfico LR

Una smart house puede tener una inversión desde $1,2 millones, pero dependiendo de qué tan sofisticados son los sistemas, puede llegar hasta $30 millones

Aunque usted no lo crea, la primera casa inteligente que se creó en la historia apareció en 1966, de la mano de un ingeniero llamado Jim Sutherland. Este visionario pasaría a ser uno de los padres de la domótica, la cual ha avanzado a pasos agigantados con el desarrollo tecnológico. Hoy en día, las smart house son un mercado de mucho interés y que está al alcance de un público más amplio.

Estos productos “permiten el control desde un solo punto sobre todo lo que tiene que ver con temas de consumo de energía, agua, iluminación y ventilación; además, ofrecen la posibilidad de controlar desde la construcción, el desgaste natural de todos sus materiales utilizados y sistemas técnicos de instalaciones hidrosanitarias y eléctricas”, explicó Harold Fernando Herrera, arquitecto en Sanjhar SAS y profesor de la Universidad Javeriana.

LOS CONTRASTES

  • Juan Manuel Perea_NyBa-Group prof Javeriana
  • Juan Manuel PereaDir. de proyectos en NyBa Group

    “Hay una gran oferta con inversiones de $1,2 a $1,5 millones; el rango puede ampliarse a sistemas más sofisticados que pueden oscilar desde $30 a $35 millones”.

  • Javier Ernesto LizcanoProfesor de la Universidad Javeriana

    “Una casa inteligente se vale de tecnología de punta en interacción, para que las cosas se hagan con mayor precisión y ahorro de recursos, y así facilitar la vida a los que la habitan”.

Y es que, con base en cifras de Samsung Newsroom, el mercado global de hogares inteligentes se valoró en más de US$79.000 millones en 2021; pero eso no es todo, porque se espera que para 2027 este mercado llegue a US$313.000 millones y “registre una tasa de crecimiento anual de 25,3 % entre 2022 y 2027”.

Por si lo anterior fuera poco, datos de Statista apuntan a que el mercado de hogares inteligentes experimente un crecimiento significativo en América Latina; además, se espera que en la región haya ingresos por US$3.100 millones en 2024. También se proyecta en Latam un incremento constante de 10,97% de 2024 a 2028, lo que significaría un “volumen de mercado proyectado de US$4.600 millones para 2028”, según la firma de estadística. Otro punto que menciona la firma es que la adopción de esta tecnología en los hogares latinoamericanos crecerá de 11,6% de 2024 a 21,4% en 2028.

Según mencionó Herrera, las ventajas que tienen este tipo de productos abarcan aspectos como el control de la iluminación, ventilación, energía, agua “y demás componentes físicos y ambientales, todo ello contribuye a que el habitar en la vivienda sea más económico a través de evitar imprevistos en el consumo”, concluye.

En adición a lo anterior, también hay beneficios en seguridad, personalización del hogar y en brindar mayor facilidad a personas con discapacidades o con comorbilidad, pues “estos productos permiten la programación de tareas que se harán de forma automática, lo cual puede contribuir al bienestar”, explicó Javier Lizcano, profesor de diseño industrial y ergonomía de la Javeriana. Todo lo anterior también contribuye a “saber en qué momento se deben realizar cambios, actualizaciones o mantenimiento al hogar”, concluyó Herrera.

“En la actualidad existe una variada oferta que permite instalar componentes básicosde control domótico, tales como sensores, cámaras, tomacorrientes, bombillas, entre otros; y puede estimarse una inversión entre $1,2 a $1,5 millones. Sin embargo, el rango puede ampliarse a sistemas más sofisticados que pueden requerir inversiones que oscilen entre $30 a $35 millones”, agregó Juan Manuel Perea, director de proyectos en NyBa Group y profesor de la Universidad Javeriana.

¿Cuáles son las tendencias de este mercado?

Una de las tendencias es conocer el tiempo de uso de diferentes instalaciones de la vivienda. Hay una orientación al control térmico, sistemas de seguridad preprogramada y cámaras de vídeo que funcionan con internet y a control remoto y que soportan cualquier ambiente. En el futuro incrementará la conexión entre todos los dispositivos para facilitar la interacción de los usuarios. Finalmente, puede haber un creciente enfoque en monitoreo de salud y en “dispositivos para el entrenamiento físico”, afirmó Héctor Salazar, profesor de la Javeriana.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA