.
INFRAESTRUCTURA Vivienda y agua, políticas públicas para crecer con equidad
jueves, 15 de mayo de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Luis Felipe Henao

La reducción de la pobreza y la disminución de la desigualdad entre los colombianos son dos de los más importantes objetivos para la administración del presidente Santos. En ambos frentes se han registrado avances muy importantes, es así como entre 2010 y 2013 un total de 2,1 millones de colombianos salieron de la pobreza multidimensional al tiempo que se ha registrado una mejora en la distribución del ingreso evidenciada en la reducción del coeficiente Gini nacional que en el mismo período pasó de 0,56 a 0,539.

Colombia ha sido pionera en la medición de la pobreza multidimensional, que incluye dentro de sus dimensiones las condiciones de habitación de las viviendas y el acceso a agua potable y saneamiento básico. Este Gobierno ha trabajado incansablemente en aumentar la escala de producción de vivienda, especialmente la dirigida a los más pobres, y en reducir el número de hogares que no cuentan con el servicio de agua. Para ello se está ejecutando un presupuesto de inversión de más de $12 billones, el más alto jamás asignado a estos sectores.

Entendimos que de la mano con el aumento en el presupuesto de inversión era necesario mejorar nuestro acercamiento diferencial a los hogares beneficiarios de forma que pudiéramos diseñar instrumentos de política verdaderamente eficaces. En el sector vivienda diseñamos el programa de Vivienda Gratuita para los hogares en situación de mayor vulnerabilidad y pobreza; el programa de Vivienda para Ahorradores para hogares de bajos ingresos y en situación de informalidad laboral, y el programa de Subsidio a la Tasa de interés para hogares de ingresos medios y bajos que sí cuentan con acceso a crédito.

En el sector agua diseñamos el programa Conéctate al Agua que financia la conexión de las viviendas a las redes de acueducto y alcantarillado y la construcción de baños, cocinas y lavaderos; el Programa de Abastecimiento de agua y Saneamiento Básico para Zonas Rurales, y el programa de Proyectos Emblemáticos para solucionar problemáticas relacionadas con cobertura, calidad y continuidad de los servicios de acueducto, alcantarillado y aseo en municipios como Quibdó, María la Baja, Tumaco y Bajo Baudó. En paralelo estamos actuando para garantizar la sostenibilidad ambiental en el sector de agua potable y saneamiento básico.

Las cifras demuestran con contundencia que la locomotora de la vivienda y el agua está cumpliendo con su doble misión de ser uno de los ejes de lucha contra la pobreza y de actuar como dinamizador del crecimiento económico y el empleo. Durante la administración Santos se han alcanzado los mayores niveles de producción de vivienda de la historia. Según el DNP, entre agosto de 2010 y diciembre de 2013 se inició la construcción de 740.907 viviendas, de las cuales 53% son viviendas de interés social urbanas y rurales.

En 2013 construcción fue el sector que más creció (9,8% anual) y mayor contribución hizo al crecimiento de toda la economía. Dentro del sector construcción, las obras civiles crecieron 10,4% anual, jalonadas por las inversiones en acueductos y alcantarillado. Y como resultado de estos niveles de actividad sin precedentes, en diciembre de 2013 se registró el más alto número de personas ocupadas (1.387.000) en el sector de la construcción desde 2001. El aumento en la escala de producción de vivienda se ha traducido en una drástica reducción del déficit habitacional que pasó de 12,6% en 2005 a un estimado de 5,4% en 2013.

Hemos hecho, pero falta mucho por hacer. Debemos cerrar la brecha entre campo y ciudad en materia de acceso al agua; debemos continuar trabajando en la remoción de las barreras que limitan el acceso a vivienda de los colombianos más pobres, y en nuestros centros urbanos debemos actuar para cerrar la brecha entre la ciudad formal y la informal.