jueves, 29 de junio de 2017
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Katherin Benitez Piñeros

Precisamente, desde ese punto de vista,  Grupo Odinsa fue el líder indiscutible de este sector durante 2016, con ganancias por $670.202 millones, es decir, un aumento de 403,19% respecto a 2015. Seguido en el top quedó Odinsa Proyectos e Inversiones con utilidades por $509.879 millones y Cartagena II S.A. con  $208.643 millones.

Odinsa se dedica a la  estructuración, gestión y desarrollo de proyectos de infraestructura de concesiones viales y aeroportuarias, que tuvieron un buen comportamiento con el impulso del Gobierno a los proyectos de este tipo. 

 De acuerdo con Julián Cardona Castro, expresidente nacional de la Asociación Colombiana de Ingenieros (Aciem), más que la participación, por ejemplo, en las vías de tercera y cuarta generación, “sus utilidades se pueden explicar gracias a un mayor volumen de tráfico, tanto de carga como de pasajeros, porque son concesiones viales y aeroportuarias”. 

Por ejemplo, es importante mencionar que Odinsa entregó la primera unidad funcional de las autopistas de cuarta generación, que consistió en la rehabilitación de 54 kilómetros del corredor La Pintada- Primavera en Antioquia. 

El proyecto, que prevé una inversión de $1,3 billones, tiene definida la construcción de 43 puentes, 37 kilómetros de doble calzada, tres kilómetros en calzada sencilla y 2,5 kilómetros de túnel. 

Así mismo, Odinsa tiene a su cargo la operación y el mantenimiento de las Autopistas del Café, las cuales abarcan una longitud de  215 kilómetros y comunican a las ciudades de Pereira, Manizales y Armenia.

Entre tanto, en relación con el Aeropuerto El Dorado,  Mauricio Ossa, presidente de Odinsa, indicó que han liderado y acompañado su proceso de desarrollo “hasta convertirlo en un aeropuerto de vanguardia preparado para el futuro. Hoy El Dorado ocupa el primer lugar en movimiento de carga en la región con más de 670.000 toneladas en 2016 y el tercer lugar en tráfico de pasajeros, superando en 31,3 millones de pasajeros durante el mismo periodo”, manifestó.

En este punto, es importante recordar que, en el ranking de las 1.000 empresas, tanto Odinsa como Odinsa Proyectos  e Inversiones  se ubicaron en el top cinco de las compañías con mayores ingresos del sector.

En relación con los buenos resultados de 2016, Ossa destacó también que dentro de los elementos determinantes estuvieron las “prácticas responsables de buen gobierno y transparencia y el apoyo de un talento humano excepcional”.

 En tercer lugar estuvo Cartagena II S.A., la cual registró utilidades por $208.643 millones y en el cuarto se ubicó CSS Constructores con una utilidad de $192.856 millones, que representaron un aumento de más de 500% en comparación con 2015. 

CSS constructores,  con experiencia en construcción de obras civiles, también  hace parte del consorcio Opain que opera el Aeropuerto El Dorado.

 Dentro de sus últimos logros en 2016 estuvo la adjudicación de la alianza público privada para modernizar el Aeropuerto Internacional Matecaña que sirve a la ciudad de Pereira. 

En quinto lugar se ubicó Construcciones El Cóndor con ganancias por  $185.924 millones y una variación de 25,1% respecto al año anterior. 

Ahora, causó curiosidad que a pesar de que el PIB de la construcción se ubicó en 4,1% y se explicó por el aumento en la construcción de edificaciones  (6% ), el ranking, en los primeros cinco no mostró ninguna empresa relacionada directamente con la edificación de proyectos de vivienda.

Esto se debe, según Luis Aurelio Díaz, gerente general de Grupo Empresarial Oikos, a que en el caso de las empresas de infraestructura, que son las que lideran el ranking, facturan directamente las compañías que ganan los contratos. Entre tanto, para el caso de las de edificaciones, “la gran mayoría de los proyectos se hacen en fiducia, lo que hace que toda la facturación y todos los costos a los proyectos entren a este mecanismo y no a las firmas”. 

De hecho, solo hasta la octava y novena posición se registraron compañías con proyectos de vivienda. Constructora Bolívar y Las Galias, respectivamente, tuvieron utilidades por valor de  $120.747 millones y $108.727 millones.  

En 2016, ocho compañías tuvieron pérdidas

De las 76 empresas que hicieron parte del sector de la construcción en el ranking de 1.000 empresas, solo ocho presentaron pérdidas. Las mayores las tuvo Cementos Tequendama, con -$41.454 millones y una variación negativa de 24,38%; seguido de Dragados IBE Colombia con -$37.848 millones y Sainc Ingenieros Constructores con -$27.370 millones. En esta lista también están Montajes Moralco, Agrupación Guinovart, Sacyr Industrial Colombia S.A.S., Estyma estudios y manejos, y CAM Colombia Multiservicios.

Los contrastes

Julian Cardona Castro
Expresidente de Aciem
“Las utilidades de las empresas en los primeros lugares se explican por un mayor volumen de tráfico en carga y pasajeros al ser concesiones viales y aeroportuarias”.

Luis Aurelio Díaz 
Gerente General del Grupo Empresarial Oikos
“Las empresas de infraestructura facturan directamente al ganar un contrato, en cambio en las edificaciones, la mayoría de proyectos son a través de fiducias inmobiliarias”.