Casi el 14% de los prestatarios hipotecarios en Miami tenían al menos 30 días de atraso en los pagos en mayo

Reuters

Miami y Nueva York, tambaleándose por las consecuencias económicas de covid 19, lideran en los Estados Unidos en morosidad hipotecaria.

Casi el 14% de los prestatarios hipotecarios en Miami tenían al menos 30 días de atraso en los pagos en mayo, el más alto entre las 10 áreas metropolitanas más grandes analizadas por el proveedor de datos CoreLogic Inc. Le siguió Nueva York con un 12%, Las Vegas con un 10,5% y Houston al 10%.

Las grandes ciudades han sido las más afectadas por los cierres que entraron en vigor en marzo para limitar la propagación del virus. Eso afectó especialmente a los trabajadores de restaurantes, bares y hoteles, y el turismo en áreas como el sur de Florida y Manhattan desapareció de la noche a la mañana.

"La tasa de desempleo nacional se disparó de un mínimo de 50 años en febrero de 2020 a un máximo de 80 años en abril", dijo Frank Nothaft, economista jefe de CoreLogic, en el informe del martes. "Con la pérdida repentina de ingresos, muchos propietarios están luchando por mantenerse al tanto de sus préstamos hipotecarios, lo que resulta en un aumento en la falta de pago".

A nivel nacional, el 7.3% de los prestatarios hipotecarios se encontraban en alguna etapa de morosidad, incluidos los del programa federal de indulgencia, que permite a los propietarios que enfrentan dificultades durante la pandemia retrasar los pagos hasta por 12 meses. Hace un año, la tasa de morosidad era del 3,6%, dijo CoreLogic.

La tasa de morosidad grave, lo que significa que los prestatarios tienen un retraso de al menos 90 días, subió levemente a 1,5%, el primer aumento anual desde noviembre de 2010, según el informe. Nothaft espera que la tasa se cuadruplique a fines de 2021 sin apoyo adicional del gobierno.