.
INFRAESTRUCTURA Más de 60% de la contratación está en pocos proponentes
jueves, 13 de noviembre de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Teresita Celis - tcelils@larepublica.com.co

La situación la han puesto en varios escenarios los ingenieros sobre la mesa, pero a decir verdad, ni siquiera con normas la práctica ha cambiado. Se trata de las llamadas licitaciones direccionadas, algunos las denominan ‘sastre’, que, según los ingenieros, siguen predominando en los procesos de contratación pública de municipios.

La Sociedad Colombiana de Ingenieros (SCI) realizó una investigación, en algunas regiones del país, sobre cómo ha sido la contratación pública entre enero y julio de 2014 y el resultado, según la presidente de la agremiación, Diana María Espinosa, los dejó preocupados porque ratificaron que está concentrada en pocos oferentes.

La investigación de la SCI abarca las regiones del Eje Cafetero, Antioquia, Nariño, Santander y Costa y allí en términos generales, con excepciones, hay semáforo en rojo. Esto significa, según las cifras de la entidad, que más de 62% de la contratación está en manos de pocos proponentes, es decir, no más de tres. La evaluación de la SCI incluyó licitaciones públicas, concursos de méritos y selección abreviada. El gremio presentó en Pereira, en la Semana del Ingeniero, los resultados de la investigación y para el caso del Eje Cafetero, de los 27 municipios de Caldas, sólo Manizales sale bien librado.

En este departamento, en general para licitaciones públicas, se registró un promedio de 14,2 proponentes por convocatoria con ejecuciones de unos $30.300 millones en el período de análisis. Pero mirado por municipio, la SCI determinó que 11% de las localidades está entre tres y diez proponentes y un 66% reporta semáforo en rojo por registrar menos de tres.

Manizales es la excepción en esa regla y tiene un promedio de 75 oferentes por concursos públicos, con un valor de $8.000 millones. “Esto es una gran participación y para nosotros eso es semáforo en verde porque hay más de 10 oferentes. Eso demuestra que sí se puede hacer una contratación con pluralidad de oferentes lo que indica que quien contrata tiene la posibilidad de escoger, no solo teniendo en cuenta la mediana y pequeña ingeniería, sino también al mejor entre muchos. Por ello hacemos un llamado a los gobernantes para que haya pluralidad en la participación y no se direccionen a través de los pliegos las contrataciones”, dijo Espinosa.

La situación en Risaralda y Quindío es distinta. En este último departamento el promedio es de sólo 2,5 proponentes por licitación para un valor aproximado de $13.300 millones a julio. Es decir, tiene semáforo en rojo.

En Risaralda, 85% de los municipios tiene luz roja porque se mueven entre uno y tres proponentes; uno está en amarillo que es Pereira y otro no hizo contratación. Esta capital reportó 9,2 proponentes en licitaciones públicas para $26.800 millones en ejecuciones, lo que la deja en semáforo amarillo. Pero se rajó en concurso público de méritos y en selección abreviada.

Mal Costa y bien Antioquia y Nariño
La concentración de la contratación pública en pocos oferentes es un fenómeno nacional, señala la SCI. La investigación que realizó indica que de las regiones evaluadas, además del Eje Cafetero, hay situaciones graves en la Costa y Santander, pero hay casos destacables en Nariño y Antioquia que conservan la pluralidad. Lo que señala la SCI es que el decreto 1510 de 2013, que tomó vigencia en enero y busca corregir este tipo de fenómenos, no ha tenido impacto positivo. Concluye que el problema no es la norma, sino la gente.