.
INFRAESTRUCTURA Las firmas pequeñas no tienen gestión, pero sí ventaja técnica
jueves, 20 de marzo de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

María Alejandra Solano Vargas - msolano@larepublica.com.co

En una empresa pequeña, el costo de presentar una propuesta pública no se calcula sobre el número de personas que trabajaron en la misma sino en el riesgo de perderla.

Cada vez más los pequeños constructores dejan escapar las oportunidades por falta de análisis de mercado y gerencia y no de técnica.

Esta es una de las conclusiones a las que llega el análisis de consultoría privada hecho por AboutAEC sobre el proyecto del Instituto Nacional de Vías (Invías), “Caminos para la Prosperidad”.

El programa de obras tiene presupuestada una inversión de $2,8 billones en el cuatrienio que se destinará para la rehabilitación de las vías terciarias, con el fin de que los productos del campo puedan ser transportados a las grandes ciudades, según lo explica el viceministro de Infraestructura del Ministerio de Transporte, Carlos Alberto García.

Las obras de las vías terciarias del país resultan ser importantes puesto que por ellas pasan casi 70% de los productos agrícolas, según un informe de Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC).

Sin embargo, solo 4% de las empresas que concursaron para el programa de vías terciarias, lo hicieron por más del 50% del presupuesto. Mientras que 26% por menos de 20%. “En promedio cada compañía se presentó a $5.435 millones”, como lo indica el análisis de AboutAEC.

“El camino para las pequeñas y medianas empresas (mypime) cada vez se pone más difícil para poder contratar con el estado colombiano, pues ya no puede presentarse a cuanto concurso o licitación se publique, ya que quedará en algún momento limitado con el cupo que tenga con su aseguradora. Las grandes empresas continúan sin problemas en el juego, sin embargo, las mypime deberán reorientar su estrategia”, asegura Héctor Monroy, presidente de AboutAEC.

El estudio se hizo con los informes del Invías desde enero hasta marzo de este año. En el mismo, se evaluaron a 402 compañías que se presentaron a 20 concursos, de un total de 30 del programa.

En Caminos para la Prosperidad se reportó la participación de firmas de procedencia española, chilena y americana, las cuales no tuvieron una buena calificación. Situación que podría representar una ventaja para las firmas nacionales más adelante.

“Haber sorteado por mucho tiempo la situación geográfica del país, las condiciones sismológicas y geológicas, le dan a los ingenieros locales una posición de ventaja técnica, pero las compañías no saben con quién hacer alianzas en estos concursos y por ello terminan perdiéndolos”, afirma Monroy.

En 659 ocasiones las compañías se presentan a módulos con una participación del 10% o menos en los consorcios. Y la diferencia de la puntuación que le otorgaba el Invías a los consorcios con alta y baja calificación era demasiado grande.

En un estudio reciente hecho por la Cámara Colombiana de Infraestructura y el Centro de Investigación Económica y Social (Fedesarrollo) se muestra cómo el rezago de infraestructura en las vías terciarias está directamente relacionado con la pobreza rural y el conflicto armado.

“El desarrollo de las vías terciarias como de las vías secundarias es uno de los programas más importantes que tiene el Gobierno Nacional. Ha tenido un apoyo sin precedentes por parte del Gobierno Nacional en este cuatrienio”, dijo García.

En el momento están en procesos de licitación e inicio de ejecución proyectos superiores al billón en la vigencia 2013 y 2014. Se espera atender alrededor de 35.000 kilómetros.

José Leonidas Narváez, director de Invías, asegura que se asignaron en 2010 $174.000 millones para red terciaria, en 2011 $350.000 millones, en 2012 $950.000 millones. “Solamente hay 16 convenios en los que tuvimos que hacer algún tipo de seguimiento”.

El director espera que para el mes de abril hayan más de 500 contratos de Caminos para la Prosperidad en ejecución. “Hemos dado un salto muy importante en inversiones”.

Para el Gobierno hay que revisar las cifras de desembolsos de obras civiles en los que registramos 18% y 14%. Lo que puede demostrar que se está haciendo en materia de infraestructura en el país.

El paso de inversiones prioridades de trochas a una por red productiva que pueda sacar del rezago al país, puede darle oportunidad de negocios a los pequeños y medianos empresarios si gestionan mejor su forma de presentarse a los proyectos.

Para Monroy, la mejor salida es diversificar las firmas que pertenecen a los consorcios, dándole oportunidad a las pequeñas empresas internacionales.

Las opiniones

Carlos Alberto García Montes
viceministro de Infraestructura

“En el programa vial Caminos para la Prosperidad se invierten $2,8 billones, los cuales permitirán la movilización de productos del campo a las cabeceras municipales”.

José Leonidas Narváez
Director del Invías

“Es indiscutible que el Gobierno Nacional tenía que entregar recursos para el mantenimiento de esas vías terciarias para que la comunidad campesina transportara insumos”.