.
INFRAESTRUCTURA La energía no puede faltar
viernes, 24 de febrero de 2017
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Ana Amicarella

Ante estas posibilidades, es importante preguntarse si las empresas cuentan con planes para atender estas alteraciones, con el fin de garantizar la energía requerida y reducir el impacto negativo en materia económica, de seguridad y productividad. 

Una alternativa clave a tener en cuenta dentro de los planes de contingencia son las soluciones de energía móvil, que cada vez son más consideradas a nivel de Estados y empresas alrededor del mundo gracias a su alto nivel de eficacia y practicidad. Este tipo de energía se provee a través de centrales de generadores que proporcionan el flujo de energía a la medida de las necesidades para estabilizar la demanda mientras se restablece el suministro normal, por un periodo amplio o corto de tiempo.

Estos son algunos aspectos importantes a tener en cuenta en un plan de contingencia. 

• Identifique los puntos débiles. Tenga un mapa de sus instalaciones mostrando la ubicación de todo el equipamiento, identificando los puntos más comunes de falla y los lugares donde se almacena la información o donde se desarrollan los procesos más críticos para su negocio. Por ejemplo, los lugares donde se guardan las copias del sistema.  

¿Qué equipamiento les provee energía a esos procesos? ¿Qué pasaría si fallara? Hay que identificar cuáles serían aquellos procesos esenciales al negocio que necesariamente deben continuar funcionando. 

• Considere toda la cadena de procesos. Revise los procesos encadenados considerando todos los componentes que necesitan apoyo y cuál es la mejor manera de dárselos. Piense que ante una emergencia debe considerarse también la ventilación, la deshumidificación y procesos de refrigeración, entre otros.  

• Evalúe el tiempo de respuesta. Tenga en cuenta el tiempo que demora planear e implementar las soluciones. Por eso identificar puntos críticos, proponer diferentes escenarios e ideas, le permitirá evaluar las instalaciones y equipos temporales necesarios para responder de forma eficiente frente a una crisis. Puede planearse todo el suministro de energía previamente, si se organiza con tiempo. 

• Verifique las necesidades de un suministro de energía temporal. Para apoyarse en una compañía como Aggreko, el plan de contingencia debe incluir todos los detalles de los servicios que prestará la compañía al momento de un fallo en el suministro. Desde las condiciones ambientales, en dónde serían ubicados los generadores, la temperatura, los cimientos del área para soportar el peso de los equipos, así como capacitación del personal que estará manejando la situación directamente; todo es importante. 

Y por supuesto, formalice con anterioridad los detalles del contrato para la prestación del servicio, para agilizar la implementación frente situaciones inesperadas, logrando un tiempo de respuesta más eficiente. 

• Deje todo por escrito. Trate de construir una base sólida de conocimiento que pueda gestionarse ahora y en el futuro como un legado. Todo, desde las actualizaciones periódicas de las designaciones de roles y responsabilidades, inventarios, documentos de planificación, y notas sobre las lecciones debe ser planificado, organizado y controlado de modo que estas herramientas puedan servir para responder a una eventualidad a largo plazo.