.
INFRAESTRUCTURA Desafíos del drenaje urbano en Colombia
jueves, 6 de febrero de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Héctor Alfonso Rodríguez Díaz

Según cifras del Gobierno Nacional para 2014 se tienen presupuestados recursos por cerca de $500.000 millones para invertir en acueductos. Sin embargo, obstáculos como la falta de planeación, mala administración de los recursos y la poca cultura ciudadana están afectando la construcción y la conservación de los drenajes urbanos del país.

La falta de la planeación se ha debido al desplazamiento de los estudios técnicos por los intereses políticos y por tanto los resultados no son los esperados, cuando no se planifica desde lo técnico, se improvisa y las soluciones son más dificultades en el ordenamiento urbano.

La infraestructura en general, no solamente la hidráulica, es producto de la planeación y la inversión que a corto, mediano y largo plazo se realiza. Por ejemplo, en el caso de ciudades desarrolladas en el mundo que no sufren taponamientos a pesar de someterse a grandes nevadas y al el impacto del invierno. Esto se debe al buen resultado del diseño, construcción, operación y mantenimiento adecuado de los sistemas de drenaje y de la cultura ciudadana, que aunque no parezca, juega un papel fundamental en la conservación.

Si un sistema de drenaje está bien concebido y diseñado, su función es transportar adecuadamente los residuos de agua, de tal manera que no se generen incomodidades en peatones, vehículos ni daños en los bienes y en la infraestructura.

Pero, ¿cuenta Colombia con los recursos humanos y técnicos para llevar a cabo drenajes urbanos sostenibles y diseñados para las necesidades de las grandes y pequeñas ciudades? Cada vez más los actores de la industria, ingenieros, trabajadores públicos y empresas se están preparando para realizar grandes proyectos de ingeniería de todo tipo. Hay que creer en el diseño y la construcción de la mano de la ingeniería colombiana.

Con respecto a la planificación que actualmente implementan las ciudades en el país, por ejemplo, en ciudades como Bogotá, la infraestructura hidráulica de la ciudad se ha diseñado para atender muchas de sus necesidades, por lo cual se ha construido y operan grandes obras hidráulicas, para mencionar una obra, su sistema de acueducto concebido a partir de importantes fuentes de suministro y de grandes redes de conducción, lo convierten en un modelo de operación a nivel mundial.

En la actualidad el tema ambiental es una prioridad, la sostenibilidad es un tema muy importante para la vida humana. Se busca que mediante los nuevos sistemas hidráulicos el manejo de la lluvia y los residuos de escorrentía no modifiquen el ciclo hidrológico. Adicionalmente, se busca que el agua que retorna a los cauces naturales tenga la misma o mejor calidad del agua precipitada.

La construcción de drenajes urbanos tuvo en 2013 una inversión en acueductos aproximada de $740.000 millones una cifra que en 2010 fue de $200.000 millones. Recursos que hacen parte del presupuesto nacional y están destinados a mejorar la calidad de vida de los ciudadanos y aportarle a un modelo medioambiental sostenible. El éxito de estas obras urbanas es el conjunto de una eficiente planeación, una administración consciente y monitoreada ligada a una cultura ciudadana comprometida con el cuidado y el buen uso de los drenajes.