.
INFRAESTRUCTURA Construyendo el futuro y preservando el pasado
jueves, 28 de enero de 2016
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Marcio Marangoni

Una labor tan delicada ha requerido que empresas como la Concesionaria Ruta del Sol, encargada de la ejecución de la Ruta del Sol Sector 2 y el Consorcio Constructor Ruta del Sol -Consol- conformadas por Odebrecht, Episol (Corficolombiana) y CSS Constructores, cuenten con un programa integral de arqueología preventiva bajo la supervisión del Instituto Colombiano de Antropología e Historia (Icanh), entidad nacional que vela por el correcto manejo de los descubrimientos realizados en los proyectos. 

Bajo este programa, Consol cuenta con arqueólogos expertos quienes revisan permanentemente los movimientos de tierra y excavaciones, para verificar si se presentan hallazgos arqueológicos en las zonas en donde se ejecutan las obras, con el propósito de preservar este patrimonio durante la construcción. 

Por tal razón, nuestra responsabilidad por la conservación arqueológica va más allá del mero cumplimiento de los requisitos legales. En momentos donde las obras de infraestructura están realizando importantes cambios en las regiones y el país, es fundamental velar por el legado histórico, arqueológico y paleontológico de la nación, y que se inculque entre las nuevas generaciones el aprecio por el pasado y la historia de sus departamentos.

En ese sentido, Consol ha implementado el programa Educando Niños para la Protección del Patrimonio Arqueológico de la Nación, gracias al cual ya se han capacitado alrededor de 150 niños de las escuelas del área de influencia, para generar un sentido de pertenencia hacia la preservación del patrimonio cultural.

Este proyecto, ya ha dado frutos, pues jóvenes participantes de este programa fueron quienes informaron a funcionarios de Consol de la posible presencia de un fósil en la vereda “La Calichosa”, en el municipio de Curumaní en el Cesar. El hallazgo corresponde a un pez fosilizado que data del Cretáceo, es decir de hace aproximadamente 130 millones de años y que según un equipo de arqueólogos rusos, es el primer descubrimiento de esta clase en Colombia. 

Tal revelación significa un legado importante para la historia paleontológica de la nación y un avance en el descubrimiento y entendimiento de las especies, pueblos y culturas que habitaron estas regiones, y su importancia es aún más significativa si se considera que fue encontrado por miembros de la comunidad. Es por eso importante que las concesiones viales promuevan este tipo de programas que invitan a los habitantes a contribuir con la preservación de la historia y el pasado colombiano. 

En este caso el pez fósil estará alojado en el Museo Arqueológico de Curumaní, que además de ser un espacio ideal para que las comunidades tengan acceso directo a este hallazgo, también cuenta ahora con una Sala de Prácticas Funerarias y otra de Audiovisuales y Paleontología, ambas construidas con recursos donados por el proyecto Ruta del Sol Sector 2. 

Con la construcción de los proyectos de infraestructura estamos aportando al desarrollo del país y contribuimos a preservar la historia de las regiones por las cuales atraviesan nuestros proyectos, a través de programas integrales de arqueología preventiva. Es un compromiso salvaguardar nuestro pasado en un momento en el que trabajamos por una Colombia más moderna.