.
TECNOLOGÍA Brecha logística: un reto país
viernes, 6 de octubre de 2017

Se requieren más equipos para hacer trazabilidad

Ana María Cabrales

Empecemos con números concretos: para el año 2020, 42% de la fuerza laboral en el mundo será móvil, esto son aproximadamente 1.750 millones de trabajadores. A lo anterior, sumemos que habrá 21.000 millones de dispositivos conectados y un poco más de 44 zettabytes de datos diarios. No hay duda que este panorama traerá cambios en industrias y sectores, en especial el logístico.

Ahora, Colombia es un mercado que ha caminado lentamente y, quizá algo resistente a la construcción de un ecosistema logístico al cual aún le restan tornillos por apretar. De acuerdo a un estudio liderado por Banco Mundial en 2016, Colombia ocupa la plaza 94 a nivel global y 14 a nivel regional en el ámbito logístico, evidenciando un bajo desempeño en esta área.

Y es que el desempeño logístico y la eficiencia con la que se opera en el país, está sujeto a un entorno político, económico y social estable. Es por lo anterior que el uso de las tecnologías, las cuales permiten acceder, producir y transferir información, se convierten en los cimientos para operar eficientemente pues estas contribuyen a una mejora drástica en la efectividad a través de la gestión eficaz de los procesos logísticos, tales como visibilidad en tiempo real, el completo seguimiento de la transportadora, una comunicación constante y datos más precisos. Dichos procedimientos impactan directamente en la ejecución del negocio al igual que en la confiabilidad de la cadena de suministro.

La investigación ‘Warehouse Vision 2020’ de la compañía Zebra Technologies, la cual compara la información proveniente de más de 1.378 jefes de gestión tecnológica y profesionales de operaciones de almacenes, sobre las expectativas logísticas para el año 2020, afirma que siete de cada 10 tomadores de decisión acelerarían la inversión en sus almacenes y bodegas para este año, pues la inversión en tecnología mejorarán la precisión en el cumplimiento de órdenes, reducción de inventarios agotados y acortar tiempos de entrega, siendo fundamental a la hora de ensamblar sus procesos logísticos.

La clave del éxito está en equipar a los trabajadores con herramientas como sistemas de códigos de barra y RFID, o dispositivos que les permitan a los empleados tener comunicación y trazabilidad de las rutas de entrega; estas les darán visibilidad del negocio ya que son adecuadas para hacer un trabajo con precisión, de forma productiva, ayudando a las empresas a cumplir las expectativas del cliente.

Si no queremos que el sueño de un comercio transnacional eficiente se esfume, las TICs son sin lugar a dudas, la pieza faltante de todo este rompecabezas. No olvidemos que la importancia del sector logístico reposa en el papel que supone en el comercio nacional e internacional. Por ello, una industria preparada, con la infraestructura y servicios de alta calidad enfocados en ofrecer un excelente desempeño logístico, reflejará un mejor resultado de las operaciones comerciales realizadas. Solo así, lograremos cerrar la brecha logística que tanto aqueja a Colombia.